SANTO DOMINGO. Varios magistrados y juristas defendieron ayer que a pesar de las debilidades del sistema de justicia, en el Poder Judicial existen jueces que actúan con independencia y apegados a las leyes, por lo que entienden que se debe investigar de manera previa antes de suspender a un juez por denuncias de irregularidades.

El magistrado Luis Adriano Taveras dijo que “no podemos afirmar que todos los jueces son corruptos, pero jamás podemos afirmar que todos los jueces son serios” y que la única solución para mejorar el sistema es reclamar reglas claras, donde se pueda depurar correctamente a los que se presumen cometieron faltas, pero siguiendo el debido proceso para determinar quién está en lo correcto y quién no.

Consideró que la suspensión de jueces sin que primero se realice una investigación, crea un juicio de preculpabilidad. “Y lo más lamentable es que para reivindicar a ese magistrado no existe el mismo brío que hubo para suspenderlo”, lamentó el juez.

Mientras que el magistrado Radhar Coronado y el jurista Eric Raful opinaron que para garantizar la real independencia de la justicia, ésta debe contar con mayor presupuesto.

“Es lamentable que el Poder Judicial no accione directamente para exigir el cumplimiento del presupuesto que es donde comienza el tema de la garantía de la independencia del Poder Judicial”, dijo Raful.

Estas declaraciones surgieron durante la celebración de la mesa de discusión auspiciada por la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), en la que su vicepresidente ejecutivo consideró que para el buen desarrollo del orden jurídico, social y político es necesaria la independencia de la justicia.

Mala fama internacional

La República Dominicana está entre los últimos lugares del mundo en materia de independencia judicial, de acuerdo con un ranking del Foro Económico Mundial que sitúa al país en la posición 130 de 137 naciones que figuran en el listado. La medición de ese organismo internacional posiciona a Santo Domingo por debajo de naciones con sistemas judiciales muy criticados como México que tiene el lugar 113; Haití que está en el puesto 126 y otros naciones como Nigeria, el Congo, Yemén, entre otras. En su mala posición, la República Dominicana sólo supera a Venezuela que ocupa el último lugar en el ranking; Nicaragua que está en el penúltimo y Ecuador que está en el antepenúltimo lugar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here