DIJO QUE PUEDE PEGAR 30 JONRONES Y REMOLCAR 100 CARRERAS CUANDO ESTÁ SALUDABLE

Mashantucket, Connecticut
MLB.COM

Un par de hombros saludables tiene al dominicano Hanley Ramírez con esperanzas renovadas de cara al 2018.

Por la manera en que Ramírez se siente ahora mismo, la mesa está servida para que el cañonero de los Medias Rojas tenga un año sólido en la caja de bateo – una temporada que podría terminar con un desfile en Boston.

“Podemos ser campeones mundiales”, exclamó Ramírez en un evento de los Medias Rojas. “Podemos ganar la Serie Mundial en 2018, esa es la meta. Sólo tenemos que mantenernos sanos y trabajar como equipo. Creo que en el papel contamos con uno de los mejores equipos en Grandes Ligas. Tenemos que hacer las cosas sobre el terreno de juego. Ustedes ven a los Astros. Ellos hacen el trabajo en el terreno. También cuentan con un par de jugadores de renombre, pero saben cómo hacer el trabajo sobre el terreno de juego. Eso es lo que nosotros tenemos que hacer – hacer el trabajo”.

Tras someterse a una cirugía en su hombro izquierdo y a un procedimiento de mantenimiento y mejora en su hombro derecho en la temporada baja, Ramírez se siente listo para emular el desempeño que tuvo con el madero en 2016 – a diferencia del año pasado, cuando bateó .242 con 23 jonrones y sólo 62 carreras empujadas.

“Sé que puedo batear”, enfatizó Ramírez. “Puedo remolcar 100 carreras y conectar 30 o más cuadrangulares si estoy en salud. Para eso estamos trabajando este invierno. No hay temporada muerta para mí, y los resultados están comenzando a darse”.

Sin duda alguna, Ramírez luce en mejor forma que el año pasado. El dominicano compara su estado físico actual con el de hace par de años, cuando tuvo un receso de temporada muy similar en cuanto a productividad se refiere y terminó despachando 30 vuelacercas y empujando 111 carreras.

“Pero este año, todo parece más rápido, me siento más rápido y más esbelto”, destacó Ramírez.

A menos de un mes de su cumpleaños número 34, Ramírez se siente rejuvenecido.

“Voy a volver a ser el Hanley de Miami y hare mucho daño en el plato”, manifestó.

Pero el paso prolífico de Ramírez en los Marlins no se ha traducido de la misma manera en Boston.

“Y pasar de la primera ronda (de playoffs), esa es la meta después de las últimas dos campañas”, indicó Ramírez. “Tenemos que ir más lejos, y tenemos el equipo para lograrlo. Esa es la clave. Primero tenemos que llegar a los playoffs, y luego avanzar a la siguiente ronda. Eso es lo que no hemos podido lograr, cruzar esa línea, y esa es nuestra principal meta esta temporada”.

Los Medias Rojas podrían mejorar aún más su lineup si logran contratar al cañonero agente libre J.D. Martínez. Pero, ¿impactaría dicha contratación en el tiempo de juego de Ramírez, dado que los jardines están repletos y Boston volvió a firmar a Mitch Moreland para jugar la primera base?

“No, sólo tienes que batear. Si bateas, vas a jugar. Eso es todo lo que tienes que hacer”, aseveró Ramírez.

En cuanto al futuro de Ramírez con los Medias Rojas, su opción condicionada para el 2019 se ejercería si el quisqueyano obtiene 497 visitas al plato en 2018.

“Sólo quiero ganar”, reiteró Ramírez. “Si ganamos, eso llegará por sí solo. No estoy pensando en esos 500 turnos al bate. Definitivamente deseo permanecer en Boston. Este es el equipo que me firmó cuando tenía 16 años de edad. Lo primero que tenemos que hacer es ganar y ya veremos qué sucede después”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here