Laszlo JUHASZ
AFP

Una pequeña ciudad medieval de Eslovaquia ha creado un “banco del amor” para que los enamorados del mundo entero dejen constancia de sus romances.

En Banska Stiavnica ya se escribió en 1844 el poema de amor más largo del mundo (2.900 versos).

Y este poema, que narra la historia (de desdicha) del poeta Andrej Sladkovic y de su musa Marina (obligada por sus padres a casarse con un rico), ha inspirado a una oenegé local. Su objetivo: rivalizar con París o Verona como epicentro del amor.

Para eso creó 100.000 compartimentos bajo la antigua casa de la amada que acogen los relatos de amor y recuerdos de las parejas.

El poema de Andrej Sladkovic, publicado en 1846 y el más largo del mundo según la Academia mundial de los récords (rival del Libro Guinness de los récords), cuenta una historia verídica.

“Cuando las 100.000 cajas estén llenas de historias, esta casa se convertirá en el lugar con más concentración de amor del mundo”, predice Katarina Javorska, encargada de las relaciones públicas de la oenegé Epicentro del amor.

La asociación instaló su sede en la antigua casa de Marina y, después de dos años de obras, inauguró en diciembre una exposición interactiva con una copia del manuscrito del poema de Sladkovic, una biblioteca y un “amorómetro” que supuestamente mide la fuerza de los sentimientos de la pareja.

Pero la principal atracción se encuentra debajo de la casa: “el banco del amor”. Un largo túnel convertido en caja fuerte con 100.000 compartimentos, donde los enamorados pueden “realizar depósitos” en algunos momentos del año. La próxima fecha es, como cabe esperar, el día de San Valentín. Se aceptan reservas en la web http://epicentrumoflove.com/

“Nuestros visitantes no salen de su asombro al ver cómo esta historia y este poema de lectura obligatoria en la escuela primaria se transformaron en una experiencia práctica”, se congratula Javorska.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here