SANTO DOMINGO. Como forma de descentralizar, eficientizar y modernizar la gestión municipal, el cabildo del Distrito Nacional pondrá en funcionamiento esta semana en el sector Piantini un centro de Servicios al Ciudadano en el que los munícipes podrán hacer sus denuncias, pagar arbitrios, facturas y realizar otras gestiones con rapidez y en cómodas condiciones.

Se trata de una iniciativa del Banco Mundial y de una fundación de Inglaterra que donaron el sistema para atender con eficiencia y usando las ventajas de la tecnología los requerimientos de los ciudadanos. También el sector privado ha hecho sus contribuciones con el centro con la donación de monitores.

De acuerdo con el alcalde David Collado, las tres sucursales que tenía el cabildo para diferentes gestiones de servicios que operaban en pésimas condiciones en el Conde, la avenida 27 de Febrero y la Núñez de Cáceres fueron fusionadas en un solo establecimiento debidamente delimitados en la avenida Gustavo Mejía Ricart casi esquina Lope de Vega.

Collado ofreció un recorrido por las instalaciones a requerimiento de Diario Libre y explicó el funcionamiento. Dijo que las tres antiguas sucursales solo cobraban las facturas de la basura, tenía 36 empleados y el 51% de su ingresos se destinaban al gasto operativo.

El alcalde reveló que gracias a los esfuerzos realizados el cabildo ha cobrado 48 millones de pesos, ocho más que lo que cobraba la compañía que tenía esa responsabilidad y no tiene que pagarle a nadie. Precisó que antes se cobraban 38 millones de pesos, pero se invertían 17 en la gestión.

“La diferencia va a ser que aquí vamos a tener oficinas de Planeamiento Urbano, Espacios Públicos, Recaudación Basura, Arbitrios y Registro Civil, pero trabajarán coordinados con la oficinas de la Feria”.

La ciudadanía ahora tendrá otra opción para hacer sus gestiones municipales en otras condiciones y con la rapidez que demandan los tiempos modernos. Quienes desean pueden hacer sus reclamos o pagar sus servicios o arbitrios a través de una moderna plataforma en la que se le dará seguimiento a cada caso denunciado o servicio requerido.

“El que tenga una queja también, ese es el segundo paso, luego que sirva de recaudación aquí estará la estación de ‘Cuido mi Ciudad’ con el Banco Mundial, esto va a ser un centro donde los ciudadanos podrán venir y habrá una gerente de servicio al cliente, profesionales que van a servir al ciudadano”, sostuvo.

Cuenta con un Call Center integrado por unos 30 operarios que atenderán a los munícipes y monitorearán en tiempo real lo que ocurra en los cementerios y en los mercados. Ya el servicio existe en el camposanto de la Máximo Gómez y en el mercado de Honduras, dijo el alcalde.

El centro contará de manera permanente con cuatro brigadas de emergencia para cuando la gente denuncie, por ejemplo la caída de un árbol o cualquier otra emergencia, las brigadas con personal especializado en distintas áreas acudan de inmediato al llamado.

“Esto mejorará la cercanía con el ciudadano. Tenemos ese compromiso con el Banco Mundial… hay que enseñarle la gente que los temas relacionados con el Ayuntamiento no es solo basura y desorden”, insistió.

Sistema de ciclovía

El alcalde del Distrito Nacional, David Collado, realizó un recorrido por la ciudad junto a representantes de la organización Bloomberg Philantrhopies para determinar los puntos en los que se establecerá una ciclovía en la ciudad que sea de utilidad para la circulación cotidiana.

En colaboración con el World Resources Institute -WRI- se ubicarán los lugares por los cuales pasará esta cicloruta, de manera que conecte los puntos más estratégicos de la ciudad y que las personas se puedan desplazar por esta vía, ya sea de manera recreativa o para fines laborales o profesionales.

El alcalde Collado explicó que la iniciativa forma parte de la alianza de Ciudades Saludables de Bloomberg Philanthrophies que impulsa programas para reducir la incidencia de enfermedades no transmisibles como la diabetes, cáncer, cardíacas, respiratorias crónicas y otras.

El mandatario de la ciudad expresó que el programa marca un hito importante en el compromiso de la ciudad de Santo Domingo con la reducción de las enfermedades no transmisibles, al hacer que sea más fácil y más seguro para las personas realizar más actividad física para moverse por la ciudad. Al mismo tiempo, con el programa se ayudará a abordar la congestión del tráfico, al promover una forma alternativa y más sostenible de viajar en la ciudad.

El funcionario dijo que la WRI ayudará a Santo Domingo a aplicar mejores prácticas y modelos que han sido exitosos en todo el mundo para hacer que los viajes en bicicleta sean más seguros en la ciudad y que se expande el uso de este medio de transporte diario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here