HATO MAYOR. Las autoridades médicas, judiciales y policiales informaron la tarde de este martes el hallazgo de una osamenta humana, correspondiente a un hombre de unos 50 años, debajo de un árbol de mango en la sección Juan Jiménez, a 15 kilómetros al norte de Hato Mayor del Rey.

El cuerpo, según el legista Santini Calderón Gastón, había sido destrozado en más de 80% por las aves de rapiña conocidas como maura o lauras, algunas de ellas presentes al momento de hallazgo de la osamenta.

El médico legista ordenó el envió de las piezas óseas al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif). En el levantamiento participó además el fiscal Wintel Ali Rodríguez y miembros de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía Nacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here