Andy Dauhajre me adivinó el pensamiento: “A Luis Abinader la historia le ha reservado la responsabilidad de convencer a sus legisladores del porqué República Dominicana no debe seguir pisoteando los derechos de la mujer, permitiendo el atrevimiento, el irrespeto y la cobardía de hombres de iglesia que quieren intervenir en una decisión íntima, seria y trascendental que sólo compete a la mujer indebidamente embarazada. ¿O tendremos que esperar que una mujer asuma la Presidencia para que la mujer dominicana tenga la libertad de decidir si continúa o no con un embarazo afectado por alguna de las tres causales?”. (¡Gracias, Andy!).

    Noticia anterior¿Dónde se originó el COVID-19?
    Noticia siguienteEl país se acerca a un millón de vacunados contra la covid-19



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Hugo, adiós a un grande

    Cuentan las voces autorizadas que atestiguaron su elevada ejecución que el baloncesto dominicano tiene ...

    Raquel Arbaje bajó duro – Periódico El Caribe

    En medio del encendido debate por las tres causales, Raquel Arbaje, esposa (“Primera Dama”, ...

    Tin Marín de Do Pingüé – Periódico El Caribe

    Luego de más de dos décadas de reformas que buscaron un supuesto avance institucional ...

    farandulizar, término válido – Periódico El Caribe

    El neologismo farandulizar, empleado con el sentido de ‘frivolizar o enfocar un asunto con banalidad’, es ...

    No perder las esperanzas

    Ayer hubo inquietud en algunos centros de vacunación porque no tenían disponibles las vacunas ...

    Fracaso de las economías centralizadas – Periódico El Caribe

    La experiencia, no sólo nuestra, ha demostrado hasta la saciedad que las economías centralizadas ...