Francisco Alberto Caamaño Deñó no fue simplemente aquel coronel que reclamó con las armas, contra los golpistas armados, la reinstalación del Gobierno Constitucional de Juan Bosch. No. Ese hombre no fue simplemente Presidente provisional constitucionalista. No. Mucho más que eso, fue líder intransigente de la gesta patriótica más importante del Siglo XX dominicano: la resistencia popular contra los 42 mil soldados norteamericanos que en abril de 1965 mancillaron nuestra patria. Por eso, debemos celebrar que hoy, día de su muerte, se le rindan honores oficiales como lo que es: ¡Héroe nacional!

    Noticia anteriorProfesores de la UASD rechazan levantar el paro de docencia
    Noticia siguiente¿Truños en el PLD?



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Gran invento nuestro – Periódico El Caribe

    Si algo los dominicanos hemos aportado al mundo es el método para provocar aglomeraciones. ...

    El sacrificio de Lula – Periódico El Caribe

    El bueno de Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente brasileño, declaró que si ...

    La Inflación ataca de nuevo – Periódico El Caribe

    Las presiones inflacionarias que comenzaron a manifestarse desde el pasado año se suma al ...

    Mientras tanto – Periódico El Caribe

    El tiempo corre, rápido, y la Ley 28-01, que creó un régimen especial de ...

    Reforma fiscal para educar – Periódico El Caribe

    La República Dominicana se encamina hacia decisiones muy complejas, ya ineludibles. Requiere de forma ...

    ¡Qué vergüenza!

    No hace demasiado tiempo, solamente algo más de doce años, que la Cámara de ...