Los estadounidenses celebrarán elecciones presidenciales este próximo 3 de noviembre, un proceso que se materializa cada 4 años. Sin embargo, la elección del presidente es más compleja que en la mayoría de los países, pues no basta con obtener más votos que el oponente.

    La razón se explica en que la elección presidencial en Estados Unidos es indirecta. Los ciudadanos eligen a 538 electores que conforman el llamado Colegio Electoral, encargado de elegir al presidente y al vicepresidente de los Estados Unidos. Gana la presidencia, la fórmula que al menos, obtenga 270 electores.

    Lo estados de la unión tienen tantos electores como senadores y congresistas. Estados pequeños en población como Dakota del Norte, tan solo tienen 3 electores, pero estados grandes como California cuentan con 55. A excepción de Maine y Nebraska, en todos los estados, el candidato que obtiene más votos se lleva todos los electores.

    ESTADOS PENDULARES Y ESTADOS SEGUROS

    En Estados Unidos la política está dominada por los dos partidos principales: el Partido Republicano y el Partido Demócrata. En las elecciones que se celebrarán este próximo 3 de noviembre, los candidatos de estos dos partidos son los que tienen posibilidad real de convertirse en presidente y vicepresidente de Estados Unidos. Si bien, existen otros partidos, estos son minoritarios.

    Los llamados «swing states» o estados pendulares o estados bisagras, son aquellos donde ningún partido puede asegurar su victoria claramente, convirtiéndose en decisivos para los resultados finales de cualquier candidato.

    Esta es la razón, por lo cual es sumamente importante ganar, aun sea por poco, en muchos estados que ganar en la votación general. Es lo que le dio el triunfo a Donald Trump en las elecciones de 2016. Hillary Clinton recibió una votación mayor. Sin embargo, Trump ganó muchos de los estados pendulares, no con tantos votos, pero consiguió 304 electores superando a Hillary que solo obtuvo 227.

    Son considerados estados pendulares: Arizona, Colorado, Florida, Georgia, Iowa, Michigan, Nevada, New Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania, Virginia y Wisconsin. Entre Florida, Pensilvania y Ohio agrupan 67 electores. Su importancia es muy marcada.

    También existen los «safe states» o estados seguros, donde los resultados son previsibles a favor de un partido. En Nebraska por ejemplo los republicanos han ganado todas las elecciones desde 1968 y en California, los demócratas han ganado desde el 1992.

    Sin embargo, se ha de tener en cuenta que los estados pendulares pueden ir cambiando en cada proceso electoral. Incluso, un estado seguro para una fuerza política puede empezar a ser disputado. Es el caso de Florida, exceptuando las elecciones de 1992, en las últimas 12 elecciones, ningún partido ha conseguido ganar sin contar con el mismo. Por otro lado, Texas, considerado un bastión republicano, las encuestas muestran unos resultados ajustados de cara a las próximas elecciones.

    LA SEPARACIÓN DE PODERES

    La Constitución de 1787 es la ley que sostiene el sistema político de Estados Unidos. Establece como forma de gobierno la república federal, una figura en que las funciones se reparten entre el gobierno central y los estados. La Carta Magna estatuye la división del poder en tres figuras: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial. En esta entrega nos referiremos al Poder Legislativo.

    PODER LEGISLATIVO

    El legislativo está representado en el Congreso de Estados Unidos que es bicameral y está formado por la Cámara de Representantes y el Senado, ambas cámaras están localizadas en el Capitolio en Washington, Distrito de Columbia.

    El Senado, la cámara alta, es una representación de la diversidad territorial estadounidense. Son 100 senadores, 2 por estado, elegidos por seis años que se renuevan por tercios cada 2 años. El vicepresidente de Estados Unidos, es también el presidente del Senado, si bien, solo puede votar en caso de que se presente un empate. Pero, los empates son tan pocos frecuentes, por lo que el vicepresidente dedica muy poco tiempo a presidir el Senado.

    Entre sus funciones, el Senado confirma las designaciones presidenciales a la Corte Suprema y los puestos claves en la rama ejecutiva, antes de estos poder asumir los cargos. También, aprueba o rechaza los tratados internacionales. El Senado, en caso de juicio político contra el presidente o algún miembro de la Corte Suprema, realiza el juicio y actúa como jurado. En las elecciones de este año se renovarán 35 senadores: 23 republicanos y 12 demócratas. El Partido Republicano desde el año 2014 controla el Senado con 53 asientos.

    La Cámara de Representantes, la cámara baja, representa la distribución poblacional de Estados Unidos. Integrada por 435 representantes, llamados congresistas, su periodo de servicio es de dos años y son elegidos todos al mismo tiempo. Su elección coincide con las elecciones presidenciales y con las elecciones de medio término.

    Entre sus prerrogativas destacan: presentar cargos para someter a juicio político al presidente de la unión y a los jueces de la Corte Suprema, cualquier proyecto para aumentar la renta pública debe originarse allí. También, en los casos de empate en el Colegio Electoral, elige al presidente. En esos casos la delegación de cada estado representa un voto. El Partido Demócrata controla la Cámara con 232 asientos desde 2018.

    Las encuestas vaticinan una derrota en el Senado para el Partido Republicano en las próximas elecciones y una aplastante victoria para el Partido Demócrata en la Cámara de Representantes.

    CAMPAÑA ELECTORAL 2020

    El pasado viernes 2 de octubre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncio a través de su cuenta de Twitter que él y la primera dama Melania Trump dieron positivo al nuevo coronavirus SARS-CoV-2, el que ha generado la pandemia del COVID-19 y que empezarían un proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. En medio de información contradictoria, sobre su estado de salud fue hospitalizado el día siguiente.

    El problema es que también se contagiaron otras personas que habían estado en contacto con él, como varios senadores republicanos y la secretaria de prensa de la casa Blanca. Trump abandonó el hospital, el lunes 5 declarando que estaba recuperado, esto, sin dudas, impactará la campaña electoral.

    Es que el contagio del presidente Trump retrotrae la atención sobre la pandemia, en momentos en que él decía tenerla controlada. Apenas permaneció tres días hospitalizado, por lo que podría empeorar en cualquier momento, lo que le impediría hacer mítines o participar en el próximo debate con el candidato demócrata Joe Biden.

    Si bien, Trump ha dicho el viernes 9 que se siente bien y reanudó los mítines masivos este sábado 10 en el estado de Florida. Mientras tanto, la Comisión Organizadora ha cancelado el segundo debate presidencial pautado para el 15 de octubre.

    Según sondeos, más del 60% de los votantes cree que Trump pudo haber evitado su contagio si hubiese observado las normas básicas. Los contagiados ya suman más de 7.5 millones en Estados Unidos y las muertes más de 200 mil.

    En el debate celebrado el pasado miércoles 7 entre los candidatos a vicepresidente Mike Pence y Kamala Harris, la pandemia fue el tema de apertura y como era de suponer Harris pasó la mayor parte en el ataque, citando estadísticas y acusando al gobierno de Trump de ineptitud e incompetencia.

    En términos generales, según encuesta de NBC/Wall Street Journal del pasado domingo 4, Biden aventaja a Trump a nivel nacional con 14 puntos porcentuales: 53-39. Incluso los encuestados dijeron que Biden se manejó mejor en el debate y que lo preferían para manejar los temas claves.

    En encuestas específicas en los estados pendulares, como UMass Lowell, en Texas, NBC News/Marist Poll, en Michigan, NYT/Siena College Research Institute, en Florida, entre otros, también va adelante, por lo que, para medios como The Economist, Biden tiene probabilidad 9/10 de ganar la mayoría de electores.

    Como nota curiosa, en Estados Unidos, tan solo los presidentes, Gerald Ford, Jimmy Carter y George Herbert Walker Bush, no han logrado revalidar el cargo para un segundo mandato, desde la Segunda Guerra Mundial.

    alfredodelacruzr@hotmail.comJPM



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Dice PE no perseguirá por caso de asfalto

    El Poder Ejecutivo no se ha planteado perseguir penalmente a nadie con respecto a ...

    José Enrique Sued se recupera de cirugía

    SANTIAGO.-El exalcalde de este municipio José Enrique Sued Sem, fue sometido la mañana de ...

    Presidente Abinader designa nuevos embajadores

    Santo Domingo.-El presidente Luis Abinader designó a cinco embajadores mediante 578-20, dado a conocer ...

    Productos dominicanos de calidad  – AlMomento.net

    EL AUTOR es sociólogo. Reside en Santo Domingo. El reciente informe dado a conocer ...

    EE.UU. presiona a Nicaragua en la OEA para que reforme su sistema electoral

    Washington (EFE).- Estados Unidos y otros cinco países impulsaron este martes una resolución en ...

    Gobierno de la República Dominicana rompe relaciones con la Odebrecht

    SANTO DOMINGO.- El Gobierno de la República Dominicana anunció este lunes su intención de ...