Un arma de fuego es indispensable para el delito mayor, desde el atraco hasta el homicidio; desde el chantaje hasta la violación. Ningún delincuente, sea en solitario o apandillado, renuncia a esa herramienta de trabajo, con la que obtiene mucho más que si la vendiera, no importa quién le haga la oferta (¡Mucho menos si la quiere comprar nada menos que el Gobierno!). Eso lo saben todos los delincuentes y los policías. Entonces, ¿a qué genio se le habrá ocurrido que Luis Abinader dispusiera la comprar de las armas ilegales, en vez de incautarlas e investigarlas, como manda la ley? (¡Hay que estar vivo para ver cosas!).

    Noticia anteriorAgencia Española destaca manejo del Gobierno en la pandemia
    Noticia siguienteRD se clasifica al Americup femenino



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    El embarazo no deseado – Periódico El Caribe

    El periodismo de opinión fortalece la convivencia civilizada en vez de debilitarla y desde ...

    ¿Se pueden hacer peticiones de hijastros? – Periódico El Caribe

    A menudo me preguntan si una relación de hijastro cuenta para migrar. La respuesta ...

    Llegarás a tiempo – Periódico El Caribe

    Eclesiastés 9:11 reseña: “Tiempo y oportunidad” acontecen a todos, describiendo un binomio profético perfecto. ...

    A la nueva Cámara de Cuentas – Periódico El Caribe

    Acabamos de pasar por el proceso de selección de los miembros de la Cámara ...

    Disolución, no profilaxis – Periódico El Caribe

    Héctor Mateo apoya mi sugerencia de sustituir esta Policía Nacional “por un organismo a ...

    La grave crisis ética que sufren los medios de comunicación – Periódico El Caribe

    7ma. Palabra de Jesús en la Cruz.“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (Lc. ...