imagen

    MANAGUA.- La desolación, teñida de muerte, dejada por el huracán Iota en Centroamérica empiezan a salir a la luz.

    Se sabía que su impacto sería muy duro, pero las imágenes de montañas de escombros en Bilwi, en la región Caribe norte de Nicaragua, y de enormes inundaciones en Honduras, dan una idea de las dimensiones del desastre.

    En Bilwi, la población erra en mitad de la nada. Miles de personas se han quedado sin un techo bajo el que protegerse, después de que el huracán destruyera sus casas. El resto no tienen ni electricidad ni agua corriente.

    «El huracán se lo llevó todo ¿Dónde voy a vivir?»«Estaba demasiado fuerte el viento. Sentía como mi casa ya estaba así (agita fuertemente las manos para mostrar cómo se movía su casa) Yo tuve que salir con mi hijo. Se lo llevó todo. Sentía que toda la casa se me venía encima«, relata una mujer.

    «Los techos se estaban cayendo, las cosas se las llevaba al mar«, cuenta otra víctima.

    «El huracán vino y botó mi casa y la casa de mi hija. Se llevó todo de cinco casas. Así que estoy fuera. ¿Donde voy a vivir?», dice, con la voz entrecortada, un hombre.

    Por el momento se habla de 18 muertos en el país, siete de ellos niños, la mayoría víctimas de deslizamientos de tierras e inundaciones. El huracán Iota embistió la costa nicaragüense con categoría cinco, la máxima, y vientos de 260 kilómetros por hora.

    Honduras: 15 muertos y enormes zonas anegadas

     

    Después, el huracán, convertido ya en tormenta tropical, se dirigió a Honduras, donde volvió a golpear sin clemencia zonas que hace solo dos semanas sufrieron el paso devastador de la tormenta Eta, como el extenso valle del Cauca.

    Hay al menos 15 muertos, 14 de ellos fallecidos en varios derrumbes provocados por las lluvias torrenciales en el occidente el país. Decenas de miles de personas están en albergues, después de que el fenómeno destruyera sus viviendas. Los afectados se cuentan por cientos de miles.

    Iota también ha dejado dos muertos en Guatemala, otro dos en el archipiélago colombiano de San Andrés y Providencia, así como un fallecido en Panamá y otro en el El Salvador.

    El combo destructivo de las tormentas Iota y Eta ha provocado daños descomunales en viviendas, infraestructuras y cultivos, que se temen lastren durante años el futuro de la región y, sobre todo, de su población más joven.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    FIFA veta de por vida a presidente de fútbol de Haití

    Ginebra (AP).- El comité de ética de la FIFA decidió el viernes marginar del ...

    Melody Astacio estrena canción | El Nacional

    La artista cristiana Melody Astacio, sigue dando pasos firmes en la música y en ...

    El papa nombró a 13 cardenales y les advirtió del peligro de la corrupción

    Cristina Cabrejas Ciudad del Vaticano, 28 nov (EFE).- El papa Francisco nombró hoy a ...

    Asaltan sucursal del Banco Santa Cruz en Santiago 

    SANTIAGO.-Dos desconocidos que se desplazaban en una motocicleta asaltaron la tarde de este viernes ...

    Investigan supuesta mafia de títulos  en Punta Rusia, Puerto Plata

    Fachada de Suprema Corte de Justicia (SCJ) Santo Domingo.-La Inspectoría del Poder Judicial  investiga ...

    Abinader dice monitorean situación de COVID-19 para decidir sobre medidas –

    Luis Abinader SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader dijo este viernes que las autoridades ...