El tiempo no cura todo, pero Dios sí. Ahora bien, el tiempo muestra aquello que Dios trató de mostrarnos y no quisimos ver. Algunos prefieren evadir el trato divino y lidiar con el trauma humano, eso es cosa nuestra. Las señales suelen ser clarísimas en ocasiones pero nos sentimos fuertes y cubiertos ante las consecuencias, dejándolas pasar sin analizar. Ellas son trailers del futuro, crónicas de una crisis anunciada, palomas mensajeras susurrando misericordia.Entendámoslo, lo fácil es hermano de lo falso, lo estéril no cambia ni en el mejor terrero. Lo que no conviene siempre gusta y entretiene, lo que Dios no manda nunca lo respalda, es distracción para que bajes la guardia, pero lo que Él trae, aunque no haya camino, llega, y permanece y nada lo desvanece.

    Noticia siguienteComo este no hay dos



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Alcalde de Santiago – Periódico El Caribe

    Distiguido señor Santana: Cada 14 de abril, habrá un especial motivo para sentirnos más ...

    Pasarnos factura – Periódico El Caribe

    Todo el mundo aspira a tener mejores servicios públicos, más oportunidades, mejores retribuciones y ...

    Gran ventaja

    “Se está yendo la luz de nuevo y el inversor está dañado”; “Saca lo ...

    La metamorfosis – Periódico El Caribe

    No sabemos cómo aparecerá en la historia, y particularmente en los anales del Congreso ...

    No más preguntas, magistrado – Periódico El Caribe

    Preguntas que hoy se hace todo aquel que tiene más de dos dedos de ...

    Paralelo

    El cuidado para una alimentación balanceada del niño es necesario iniciarlo desde la vida ...