Muy pocos tenores, desde su estreno en el Teatro Italiano de París en enero de 1835, han incorporado a su repertorio “I puritano” (Los puritanos) la célebre ópera de Vincenzo Bellini, que uno de sus mejores intérpretes de todos los tiempos, el mítico y legendario tenor lírico canario Alfredo Kraus, llegó a calificar de “inhumano” tras renunciar a interpretarlo de nuevo por el enorme esfuerzo que requiere el papel estelar del personaje Arturo Talbot.
    Algunos biógrafos del compositor aseguran incluso que su temprana muerte, sin haber cumplido los 34 años, meses después del estreno de la obra, tuvo que ver con la fatiga que en él produjo escribirla.

    A pesar de su corta carrera, Bellini dejó a la posteridad un amplio catálogo de obras, que incluye otras nueve óperas, algunas de ellas entre las más famosas como Norma y La sonámbula, seis sinfonías, un concierto para oboe y orquesta, numerosas arias, romanzas, cantatas y un Tedeum.

    En el amplio espectro de la lírica actual, son escasos los tenores que se arriesgan a interpretar a Arturo por la agudísima tesitura vocal que Bellini le imprimió a su personaje y que dos magníficos tenores españoles, el catalán Josep Bros, y el valenciano José Sampere, lo han asumido con mucho éxito en los últimos años.
    Bros ha dicho que el calificativo de “inhumano” que Kraus le dio a la obra, después de haberla interpretado en numerosas ocasiones, no es exagerado si se toma en cuenta la partitura para tenor, “infernal” a su juicio, por lo difícil y agotador que resulta un primer acto en el que canta, un segundo en el que no hace nada y un final en el que el tenor no para prácticamente de cantar durante unos 45 minutos, por lo que termina casi siempre destrozado por el sobre esfuerzo.

    Sin embargo, como el resto de la producción de Bellini, Los puritanos es una ópera sublime capaz de conducir al público más exigente a un éxtasis si los intérpretes cumplen su rol.

    La entrada El temor a “Los puritanos” se publicó primero en Periódico El Caribe – Mereces verdaderas respuestas.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    El improbable ideal de la transparencia – Periódico El Caribe

    Si se llegara al ideal de transparentar el financiamiento de las campañas electorales, dudo ...

    ¡Desde adentro! – Periódico El Caribe

    Quienes no se atreven a perder el orgullo terminan perdiendo relaciones, quienes no pierden ...

    Los castratos, una figura desaparecida – Periódico El Caribe

    En los siglos XVII y XVIII era muy frecuente en las cortes europeas que ...

    Tocar su corazón… – Periódico El Caribe

    Si hay algo que da valor a nuestra existencia es la calidad de nuestros ...

    ¡Expresó su amor! – Periódico El Caribe

    La mente suprema no podía usar un método más inteligente y menos cruel para ...

    Rescatar viejas propuestas – Periódico El Caribe

    En materia de competitividad, República Dominicana no ha alcanzado todas sus posibilidades, confirmado esto ...