Salvo cantos infantiles de mi mamá arrullándome en la mecedora y los gritos de cuando los niños jugábamos en la calle, los sonidos inolvidables de mi niñez fueron mayormente sonidos del mundo de los adultos. Programas radiales favoritos de mi abuela (evangélicos, informativos, radionovelas); pregoneros callejeros; los discos de mami reproducidos en el tocadiscos; la música de mis hermanos. La salsa era uno de los géneros favoritos del mayor y así, aunque debí crecer para entender la denominación “salsa” y qué era “Fania”, desde mi temprana infancia memoricé y entoné el icónico estribillo “Estrellas de Fania llegaron pa’ gozá, las estrellas de Fania…” Recordación en homenaje a nuestro Johnny Pacheco y su extraordinaria memoria. Descanse en paz.

    Noticia anteriorLlega cada vez más luz al final del túnel
    Noticia siguienteEl país suma 3,007 muertes por la covid-19 en casi un año



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    ¡Qué vergüenza!

    No hace demasiado tiempo, solamente algo más de doce años, que la Cámara de ...

    El gobierno y la 28-01 – Periódico El Caribe

    La situación generada en torno a la derrumbada ley 28-01 refleja claramente que el ...

    Joe Biden – Periódico El Caribe

    Una vida marcada por la pérdida de seres queridos, problemas serios de salud y ...

    La ideología de género (2) – Periódico El Caribe

    A la Suprema Corte de Estados Unidos le toca decidir sobre un caso que ...

    Hoy sabremos – Periódico El Caribe

    Todo el mundo, incluyéndonos a nosotros, tiene cifradas las esperanzas en las vacunas contra ...

    Corrupción fronteriza – Periódico El Caribe

    Ojo: No haces nada con disponer alambradas y vigilancia electrónica sofisticada; no haces nada ...