Nunca la escuché ofender a nadie ni levantar la voz para hacerse sentir. Siempre que hablaba exponía sin reservas sus propias convicciones. Fue irreversiblemente leal al ejemplo de lucha de José Francisco Peña Gómez. La sencillez era el principal signo de su personalidad. No imponía sus ideas: educaba con ellas. Enarboló los más grandes sueños de su pueblo hasta el último día. Por todo eso, Ivelisse Prats Ramírez de Pérez, ciudadana ejemplar, siempre educadora en el aula y en el partido, portadora de los mejores valores humanos, deja una huella imborrable en el sistema político dominicano.

    Noticia anteriorLa sangre tipo O ofrece protección contra Covid
    Noticia siguienteLos casos a nivel mundial pasan de los 38 millones
    Ramón Colombo



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Cogerle la seña – Periódico El Caribe

    La primera dificultad que tiene el proceso de selección de los miembros de la ...

    Diciembre y Covid-19 – Periódico El Caribe

    Como sabemos, países latinoamericanos están en etapa de temor de rebrote de Covid-19. Estados ...

    La cultura de la desmemoria – Periódico El Caribe

    La joven, vestida con su ropa de ejercicios, entró al ascensor sin levantar la ...

    ¿Por qué debilitar el sismológico nacional? – Periódico El Caribe

    Todo país de alto riesgo sísmico, donde han ocurrido grandes y devastadores terremotos, como ...

    Más preocupaciones – Periódico El Caribe

    La pandemia de la COVID-19 apunta a ser el tema de salud dominante por ...

    Optimistas, mejor – Periódico El Caribe

    El presidente Luis Abinader proclamó que el país tenía bajo control la pandemia de ...