LA PAZ, Bolivia (AP) — La jornada electoral transcurría en calma, con largas filas y gente con mascarilla el domingo en unas elecciones presidenciales que podrían determinar el futuro democrático de Bolivia, a casi un año de la anulada votación por denuncias de fraude y la salida del poder de Evo Morales.

    Se trata de las elecciones “más complejas” de la historia democrática del país andino debido a una alta polarización política y temores a una convulsión social, señaló el presidente del Tribunal Electoral, Salvador Romero. Horas antes de la votación, el TSE retiró el sistema rápido de conteo para evitar “confusión e incertidumbre”, destacó Romero. La decisión, empero, sembró dudas entre los políticos. La medida no permitirá conocer al ganador el domingo en la noche hasta la finalización de los cómputos oficiales, que podría demorar hasta cinco días, aseguró Romero.

    “No fue una decisión atinada, genera duda que se haya retirado horas antes, pero vamos a respetar la decisión”, señaló a la prensa Luis Arce, candidato presidencial por el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales y quien llega a las urnas con una estrecha ventaja en las encuestas. Desde su exilio en Buenos Aires, Morales dijo la víspera en twitter que “esta decisión de última hora despierta dudas… Hicimos observaciones que no fueron atendidas oportunamente“.

    Morales también llamó a sus seguidores “a no caer en provocación… Es importante que esperemos con tranquilidad que todos los votos sean contados”. El expresidente Carlos Mesa, de la alianza centrista Comunidad Ciudadana (CC) y segundo en las preferencias, coincidió. “No es lo mejor decisión, pero si es para dar más seguridad a la votación, debemos ser pacientes para esperar los resultados finales”. Una interrupción del conteo rápido en los anulados comicios del año pasado por sospechas de fraude detonó un estallido social que derivó en 36 muertos y la renuncia de Morales tras casi 14 años en el poder.

    La pandemia obligó a postergar dos veces los comicios y elevó la crispación política. No obstante, los ciudadanos que concurrieron temprano a los recintos electorales se mostraban esperanzados de cerrar la crisis. “Mi esperanza es que solucionemos los problemas de una vez. Tengo una tienda (venta) y me afectó la pandemia y esta pelea de los políticos“, dijo Rafaela Choque, 62 años, de origen aymara al salir de un recinto electoral. “Tengo confianza en estas elecciones.

    Esta crisis ya está de buen tamaño”, dijo a su vez Roberto Inchauste, empresario y quien acudió a votar con mascarilla y un traje de protección. No era una jornada electoral como otras y se notaba poca gente en las calles. Algunos vendedores de comida callejera cerca de los recintos daban color y sabor a la votación. Cinco candidatos se disputan la dirigencia del país sudamericano, pero hay tres con las mayores opciones según los sondeos. Al frente de las preferencias figura Arce, un exministro de Economía en el pasado gobierno de Morales, al que escolta en las encuestas el expresidente Mesa.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Entidades religiosas rechazan proyecto sobre igualdad y no discriminación

    Sede del Congreso Nacional. SANTO DOMINGO.- El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) y ...

    Muere Quino, el padre de la irreverente Mafalda

    BUENOS AIRES (AP) — El dibujante y humorista gráfico Joaquín Salvador Lavado, más conocido ...

    Esperan mercancías en puertos de RD

    Por Bertha A. Pourié A. Siete mercantes de Zim Container llegarán a puerto Caucedo ...

    Salud Pública y Lidom exponen protocolo

    El Ministerio de Salud Pública y la Liga Dominicana de Beisbol (Lidom) dieron a ...

    Administrador del Banreservas resalta labor social del club Mauricio Báez

    l administrador general del Banco de Reservas, Samuel Pereyra, junto a directivos del Club ...