Respecto a la insistencia del diputado Pedro Botello de que se les entregue a los trabajadores el tan cacareado 30 por ciento -que corresponde a sus pensiones en la AFP-, ¿podría ser objeto de un juicio político en el Congreso?
    Varias organizaciones independientes y de corte civilista han intensificado sus críticas a Botello por querer imponerles a las cámaras legislativas -es lo que afirman- que sea aprobado el 30 por ciento del dinero acumulado en las AFP por los trabajadores.
    En esta misma tribuna publiqué que “el dinero que corresponde a las pensiones de los trabajadores no debe ser mediatizado”. Y no es correcto que sea tocado.

    No desmayar en la lucha para que las pensiones que benefician a los trabajadores dominicanos no sean tocadas. Significa que sean retiradas cuando, en el tiempo justo, sus beneficiarios las necesiten y así se les garantice un retiro tranquilo.

    Botello -hay que anotarlo- ya logró que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto en cuestión y ahora le toca al Senado ratificar esa aprobación o rechazarla.

    El diputado reformista, además, busca convencer al presidente Luis Abinader. La anhelada aspiración del legislador reformista es que el jefe de Estado también le dé su respaldo.

    Para el 27 de este mes tiene convocada, frente al Congreso, otra protesta. Quiere, tal vez con más ruido, una nueva protesta en reclamo de que se convierta en ley el 30 por ciento de las pensiones de la AFP para los trabajadores.

    Entre las organizaciones rabiosamente opuestas a la idea de Botello, figura la Asociación Nacional de Afiliados a la Seguridad Social.

    Tan contundente es su crítica, que pide la destitución de Botello como diputado. Lo acusa de incitar al desorden y perturbar la paz pública durante las violentas protestas frente al Congreso.

    Si en la nueva protesta el 27 de febrero se registran desórdenes, la investidura de Botello como legislador estaría en peligro.

    Entonces, ¿se justificaría ser sometido a un juicio político que podría costarle el trabajo y su prestigio como congresista rodaría por el piso? Hagamos un símil, de un juicio político a Botello, con el juicio político (impeachment en inglés) que se le hizo al expresidente Donald Trump por incitar a un grupo de bandoleros que asaltó al Congreso de EE.UU. -el Capitolio-, templo de la democracia de USA.

    Se cree que un juicio político a Botello podría, además, sentar un precedente (positivo) para la democracia de República Dominicana.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    La extraña campaña de 4 ex-jueces

    La semana pasada leí con asombro la decisión de 4 exjueces del Tribunal Constitucional ...

    Desafíos económicos – Periódico El Caribe

    En la actualidad la economía dominicana, al igual que otras economías de la región, ...

    Una luz al final del túnel – Periódico El Caribe

    La luz al final del oscuro túnel de la pandemia ha comenzado a surgir. ...

    ¿Es culpable el Gobierno?

    Los precios de algunos productos han registrado aumentos en los últimos meses. En un ...

    Pedro Martínez en otra salida de calidad – Periódico El Caribe

    El miércoles vimos a Pedro Martínez, el muchacho de Manoguayabo que con su sencillez ...

    Discurso en un congreso, votación en otro – Periódico El Caribe

    El presidente Abinader presentó su primera rendición de cuentas, en su discurso que con ...