En el ámbito educativo aspiro a que en este año, de manera formal, en las escuelas y colegios enseñemos el contenido de nuestra Constitución y a jugar ajedrez. Lo primero es esencial, lo segundo importante. Gracias a Dios, hay serios pasos de avance para que mi sueño se haga realidad.
    Milton Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional, desde que asumió esa función en el año 2011, ha sido un abanderado de esa propuesta. Una buena noticia es que hace días el Tribunal Constitucional y el Ministerio de Educación firmaron un acuerdo que establece la creación de la cátedra Constitución dentro del programa “Cátedras Ciudadanas” que se imparte en todos los niveles, modalidades y subsistemas del sistema educativo nacional.

    En ese entonces Milton Ray Guevara expresó que la formación en materia constitucional, establecida en el artículo 63, va a significar un cambio cualitativo en el comportamiento de la ciudadanía. Este artículo se refiere al derecho a la educación y en su ordinal 13 establece: “Con la finalidad de formar ciudadanas y ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes, en todas las instituciones de educación pública y privada, serán obligatorias la instrucción en la formación social y cívica, la enseñanza de la Constitución, de los derechos y garantías fundamentales, de los valores patrios y de los principios de convivencia pacífica”.

    También el senador de San Cristóbal, Franklin Rodríguez, sometió un proyecto de resolución que solicita la enseñanza constitucional y cívica en nuestro sistema educativo. Es una excelente iniciativa. Tenemos una moderna y completa Carta Magna, pero solo conociéndola nuestro país avanzaría enormemente, pues sus instituciones se fortalecerían, al igual que nuestro estado de derecho.

    Con relación al ajedrez, recientemente al diputado Juan Dionisio Rodríguez Restituyo propuso que se incorporara a la nueva Ley General de Deportes un artículo y tres párrafos relacionados con la práctica obligatoria del ajedrez en los centros públicos y privados, entre otros aspectos.

    Jugar ajedrez ayuda en el desarrollo de la capacidad intelectual y de las habilidades de inteligencia emocional. Es una herramienta para el mejoramiento del coeficiente intelectual y el rendimiento escolar de los niños y jóvenes.

    Además, contribuye a la atención y concentración, análisis y síntesis, memoria, resolución de problemas y toma de decisiones bajo presión, creatividad e imaginación, el razonamiento lógico-matemático, control emocional, promueve la honestidad, sentido de logro y autoestima y trabajo en equipo y colaboración.

    Ojalá muy pronto nuestros estudiantes, luego de analizar nuestra Constitución, desglosen la diferencia entre los gambitos de dama y de rey. Hay que aprender lo que nos fortalece y hace mejores personas, para así evitar que en la vida nos den Jaque Mate.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    China y la UE – Periódico El Caribe

    Por estos lares quizás no signifique nada que los gobiernos de la Unión Europea ...

    Multas para consultas – Periódico El Caribe

    Ahora resulta que las multas aplicadas a las personas que violan el toque de ...

    Fin de año – Periódico El Caribe

    Hay que “agradecer” a la pandemia una celebración de Año Nuevo recluidos en casa. ...

    La nueva política – Periódico El Caribe

    Si algo se puso de manifiesto en un tono muy marcado en el atípico ...

    Bananera – Periódico El Caribe

    El escritor estadounidense William Sidney Porter fue quien acuñó la expresión peyorativa “república bananera” ...

    Ojo al Cristo

    Alrededor de una tercera parte del Presupuesto Nacional va cada año dirigida a compra ...