El trabajo sostenido de Unicef y organizaciones no gubernamentales internacionales y locales, fomentó afortunada consciencia en el país sobre el matrimonio infantil, haciendo que una parte de la sociedad lo viera como problema humano y social, no “algo normal de nuestra cultura”. Lo increíble es que sea una parte, no toda la sociedad. Eliminar el matrimonio infantil es deber humano y social, la aprobación debe ser unánime; pero vemos ambivalencias. Legisladores supuestamente se oponen, pero favorecen resquicios en el Código Civil para no erradicarlo totalmente. Esperamos que del lado del presidente Luis Abinader no haya medias tintas; por nuestras niñas y niños, por familia y sociedad sanas. Desarraigar el matrimonio infantil es paso fundamental contra otras cuestiones, como abuso infantil, embarazo adolescente y feminicidios.

    Noticia anteriorLo bueno y lo malo de elecciones de USA
    Noticia siguienteLas fiestas de Plutarco



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    La verdadera tragedia haitiana – Periódico El Caribe

    Es cierto que la comunidad internacional tiene un compromiso con la recuperación de Haití, ...

    Un falso concepto del periodismo – Periódico El Caribe

    En el país se acepta la idea de que laborar para un medio de ...

    No basta solo con talento – Periódico El Caribe

    Yermín Mercedes tiene talento para el juego de béisbol, pero alguien cercano debe decirle ...

    Hablando de imaginacion

    Señor director. Este vocablo me parece surgido de la combinación de dos vocablos, imagen ...

    Mujer y negra – Periódico El Caribe

    Si algo fehacientemente la ciencia ha demostrado es que la especie humana es una ...

    Popular y GRI – Periódico El Caribe

    Banco Popular y empresas filiales del Grupo Popular ejecutan acciones de incentivo a progreso ...