Ozaria ofició la misa por el 98 aniversario de la fundación de la Junta.

    El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, instó a los miembros de la Junta Central Electoral (JCE), a actuar con imparcialidad y no defraudar al pueblo en la “delicada misión” de arbitraje que tienen.

    Igualmente, aconsejó a los integrantes del órgano electoral a no actuar con favoritismo hacia ningún grupo, porque si lo hacen, pierde sentido su misión. “Siempre en los grupos humanos, en las instituciones, hay un elemento que hace daño, el elemento del egoísmo, el partidismo y buscar beneficios para lo mío, para mi grupo; buscar el favorecimiento de mi grupo, esto no puede pasar en la Junta Central Electoral porque desde el momento que se vaya para un lado, que haya favoritismo, perdió el sentido de su misión, lo perdió, por eso hablamos de actuar con imparcialidad”, subrayó durante la homilía por el 98 aniversario de la fundación del órgano electoral que ofició en la Catedral Primada de América.

    A la eucaristía asistieron el presidente de la JCE, Román Jáquez y los miembros titulares, Dolores Fernández, Patricia Lorenzo y Rafael Vallejo Santelises, así como los suplentes y funcionarios del órgano electoral.

    Monseñor Ozoria sostuvo que los nuevos miembros de la JCE han dado señales de generar confianza en la población. “Oramos por esta Junta Central Electoral que tenemos ahora, que el país entero tiene cifrada su confianza en ella porque ha visto señales, porque ha visto algunas señales de esperanza, y con esas señales de esperanza entonces creemos que van a hacer un buen trabajo, en contacto con el pueblo, con la gente, se percibe esa esperanza en esta JCE y, si hay esa esperanza, entonces vamos a orar para que hagan su trabajo y no defraudemos al pueblo que espera de esta JCE”, subrayó.

    Igualmente, el religioso enumeró algunas cualidades que entiende debe tener un árbitro electoral. “Para ser árbitro se necesitan estos principios del evangelio, se necesita luz, se necesita la verdad, ser partidarios de la luz, ser partidario de la verdad, pero nada de disfraz de la verdad, y se necesita también para hacer ese arbitraje, se necesita la imparcialidad entre los distintos grupos, imparcialidad, se necesita esa voluntad de hacer el bien”, apuntó.

    Monseñor Ozoria también instó a la JCE a no defraudar la confianza que el pueblo le ha depositado. “Queremos orar para que esta institución haga su función y cumpla su misión, una misión muy delicada, una misión que es la de árbitro en el país, árbitro en el juego social, en el juego democrático”, dijo.

    La JCE va rumbo a los 100 años de historia

    La JCE fue fundada el 12 de abril de 1923, como primera institución de la República Dominicana especializada en materia electoral. La Junta Central Electoral es el organismo que por mandato del artículo 92 de la Constitución está encargado de organizar y dirigir las asambleas electorales en un marco de garantía del ejercicio de la ciudadanía. También tiene la responsabilidad de administrar y normar los actos del Estado Civil.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Ponen en libertad a Leonardo Faña tras variar medida de coerción – Periódico El Caribe

    La Tercera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional varió este miércoles ...

    Pepca interroga por tercera vez a Amarante Baret

    El extitular del Ministerio de Educación, Carlos Amarante Baret, fue interrogado ayer por tercera ...

    Galloway conduce a Bameso a su primera victoria – Periódico El Caribe

    Acción entre Bameso y San Carlos. El club Bameso le puso número a la ...

    Buscan impulsar la inserción de jóvenes en el mercado laboral

    Santo Domingo– El Ministerio de la Juventud y el Banco Centroamericano de Integración Económica ...

    Vigilar el Congreso Nacional

    Uno de los pensadores fundamentales de la Francia de mediados del siglo XVIII y ...