El resto del mundo no va a creer que en el país del Dios, patria y lo demás los grandes actos oficiales concluyen con un tedeum en la Catedral. No creerá que en el Palacio Nacional y los principales cuarteles haya un templo católico. No creerá que en las escuelas no se imparte educación sexual porque se opone el clero. Y si se le dijera que el Congreso Nacional, donde deambulan ensotanados declarados o encubiertos, rechaza consagrar en el Código Penal las tres causales del aborto (como por ejemplo en Italia, aún siendo sede del Vaticano), se asombrará de un gran fenómeno surrealista: ¡En el Caribe hay un Estado de la baja Edad Media!

    Noticia anteriorDía Internacional del Trabajo
    Noticia siguienteLa dicha de San juan



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Por la vida – Periódico El Caribe

    Señor director: Otra vez el controversial tema sobre el Código Penal, en la que ...

    73 aniversario – Periódico El Caribe

    En tiempos difíciles es que de verdad se manifiesta y se pone a prueba ...

    Sin ayuda – Periódico El Caribe

    No sé cómo algunas personas encuentran tan difícil reconocer sus defectos y virtudes. Creo ...

    “La construcción de un nazi” – Periódico El Caribe

    Había leído -fragmentariamente- algunas biografías sobre el dictador Adolf Hitler, pero ninguna me había ...

    Descanso – Periódico El Caribe

    Me opuse siempre a reelección consecutiva, pero que el presidente de turno no tenga ...

    ¡Lluvia de gracia! – Periódico El Caribe

    Pasamos por caminos que nunca pensamos recorrer, de la misma forma hemos vivido noches ...