“La desigualdad es la causa
    y la consecuencia del fracaso
    del sistema político,
    y contribuye a la inestabilidad
    de nuestro sistema económico,
    lo que a su vez contribuye a
    aumentar la desigualdad.”
    Stiglitz, J

    Nos encontramos en un momento histórico donde el neoliberalismo ha hecho desaparecer las ideológicas de casi todos los partidos políticos; el individualismo se impuso sobre lo social y el bien común.

    Las tradicionales organizaciones de acción política se han convertido en lugares generalmente preocupados por la gestión y la permanencia en el poder, y han perdido la fuerza atractiva que en un momento determinado tenido para las nuevas generaciones.

    Como resultado de ese proceso, difícilmente los jóvenes logran apasionarse por la práctica política, viéndola exclusivamente en su dimensión partidaria.

    Tarea de los educadores es mostrar, a quien se está acercando a la edad adulta, que existe una forma de concretar nuestra dimensión política, la cual es propia del ser humano, como diría Aristóteles, también fuera de los partidos; tal es el caso de los movimientos en demanda del “4% para la educación”, o la lucha en defensa del Parque de los Haitises, como ejemplos de nuestra historia reciente.

    Desconfiar de la posibilidad de acción dentro de los partidos no puede llevar a la renuncia de la acción política. Existe la posibilidad de hacer manifestaciones públicas, llamados a responsabilidad, propuesta de cambio, ejercer el control ciudadano, en otras palabras, vivir la política como momento de movilización colectiva organizada fuera de los partidos.

    De manera individual es muy difícil que se pueda lograr cambiar un sistema; tenemos que empujar a los jóvenes a que se organicen, que creen asociaciones, clubes, espacios de debates, organizaciones comunitarias, en fin, espacios de pasión por las polis. Muchos son los temas que pueden animar a los jóvenes a la acción inmediata: la lucha contra la violencia de género, plaga de la República Dominicana; los temas de salud y seguridad; la lucha en contra del cambio climático y el respecto al medio ambiente.
    Temas cruciales para los próximos años de vida del país (somos uno de los 10 países del mundo más afectados por el calentamiento global) y apostamos a un futuro sostenible.
    Solo si logramos romper este círculo lograremos disminuir la desigualdad.

    Hagámoslo!



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    You May Also Like

    El mejor país – Periódico El Caribe

    Sí, este país es el mejor del mundo, no por la belleza de sus ...

    ¡Muera la minería!

    En una entrevista radial un profesor universitario casi gritó: ¡Muera la minería! La expresión ...

    ¡Como su Voz! – Periódico El Caribe

    Y Dijo Dios: hágase… Su voz es la voz de la eficiencia! Al darnos ...

    Phileas Fogg y Jean Passepartout (y 2) – Periódico El Caribe

    “La vuelta al mundo en ochenta días” es muchas cosas, incluyendo un apreciable catálogo ...

    ¿Hasta cuándo?

    Es algo difícil determinar con propiedad hasta dónde los ciudadanos cargan con sus pesares, ...

    Contrastes de la Seguridad Social – Periódico El Caribe

    Desde el ámbito de la Seguridad Social surgieron ayer dos noticias de contraste. Una ...