Cuando leía a César Medina, lo que hacía cada día por su estilo depurado, directo, sin oropeles, de impecable prosa, me asaltaba siempre una pregunta que me llenaba de inquietud. Y por más que reflexiono, todavía no acabo de entender la razón por la que en nuestro país se hace tan difícil que los grupos de decisión dejen a un lado sus diferencias en pro de un gran acuerdo que allane el camino hacia el futuro, si entre César y yo alcanzamos un alto nivel de afecto y respeto profesional por encima de las nuestras, que eran muchas.

    Muchos de mis amigos, con los que mejor me siento, disienten por lo general de mis criterios y no tengo una visión más aburrida de una velada que aquella en las que todos piensen del mismo modo. Pero la terquedad con que en nuestro país se impone la irracionalidad en la discusión de los temas básicos y se convierten en irreconciliables los desacuerdos más insignificantes, me dice que el liderazgo nacional, en todos los estamentos de la sociedad dominicana, se divierte echando gasolina al fuego sólo para ver qué ocurre.

    Entiendo que los agravios pesan, pero de qué pudiéramos estar hablando. Estados Unidos y Vietnam sostuvieron por años una de las guerras más cruentas de la historia y son hoy dos aliados con un prometedor tratado de libre comercio. Francia y Alemania fueron adversarios en las dos guerras mundiales que sangraron Europa en la primera mitad del siglo pasado y hoy son los líderes que sostienen la Unión Europea. La grandeza de esas naciones es la de haber enterrado sus ofensas para trabajar juntos por objetivos comunes. Y esa experiencia ajena debería servirnos de pauta para buscar en la diversidad la solución de nuestros problemas.

    Porque mientras sigamos intentando encontrar el sendero del porvenir por el retrovisor, en lugar de por el vidrio delantero, quedaremos rezagados viendo al resto avanzar. (Originalmente publicado el 5-1-19)

    Noticia anteriorOtra vez las ocupaciones
    Noticia siguienteDe cara al sol
    Miguel Guerrero



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Disparates – Periódico El Caribe

    Existen personas aplaudidas, premiadas, brillantes en algunas áreas… que no por eso dejan de ...

    Alto vuelo político-generacional

    Juan Bosch fue un líder y maestro de la literatura y la política que ...

    Constitución – Periódico El Caribe

    Hablando de cambios constitucionales, ahora que los chilenos se aprestan a cambiar la Constitución ...

    Visión de la FAO – Periódico El Caribe

    “No podemos seguir coexistiendo con el hambre, el sobrepeso y la desnutrición crónica infantil. ...

    ¡El desafío de novelar la historia! – Periódico El Caribe

    Varias generaciones conocieron a un personaje ficticio creado por un argentino llamado Joaquín Salvador ...

    República del Mundo, démosle pa’llá – Periódico El Caribe

    El gobierno del presidente Luis Abinader a través de su ministro de Turismo, David ...