Me resisto a creerlo. Y, aunque fuera cierto, me resisto radicalmente a aceptarlo: Que 15 de los 19 hoteles del Estado han sido arrendados a particulares por un máximo de veinte mil pesos mensuales (no dólares: vulgares pesos dominicanos). Si así fuera, entonces definitivamente cerremos este país y vámonos todos de aquí (el último en salir que cierre la puerta y bote la llave). Pero, antes, que la Corporación Hotelera Dominicana invierta radicalmente sus “valores” (dizque transparencia, responsabilidad, eficiencia, liderazgo, honestidad, integridad y compromiso), pues eso no sería más que una descarada burla.

    Noticia anteriorConfía… casi siempre
    Noticia siguienteInstituciones que serán eliminadas manejan más RD$14 mil MM
    Ramón Colombo



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    «preescolar», no «pre-escolar» o «pre escolar»

    La palabra preescolar, que alude a la etapa educativa que precede a la enseñanza primaria, ...

    Aunque no lo crea – Periódico El Caribe

    “Aquí el que roba no quiere que le digan ladrón. Y, si lo acusan, ...

    La reestructuración del Estado – Periódico El Caribe

    Cuando se producen cambios políticos en los países de nuestro entorno, es tradición hacer ...

    Valora editorial – Periódico El Caribe

    Señor director: Luego de saludarle, deseando que se encuentre bien junto a su familia ...

    APP en tiempos anormales – Periódico El Caribe

    Una contracción económica de 17% en abril-junio del 2020. Una tasa de desocupación y ...

    La integridad en nuestras vidas – Periódico El Caribe

    Una de las principales cualidades que debe adornar a todos los seres humanos es ...