El Gran Santo Domingo ha devenido en una gran ciudad para un trozo de isla como la que compartimos con Haití. Aloja a la Capital, el Distrito Nacional, y tiene pujantes municipios, entre ellos Santo Domingo Este, que es el más poblado, con 1,000,230 mil personas.
    Esta vez nos ha llamado la atención el empuje del citado municipio, con sus 15 mil kilómetros cuadrados, por su expansión urbana, 420 urbanizaciones en torno a los viejos barrios de Los Mina, Alma Rosa, Los Tres Brazos y sus diferentes sectores; los desarrollos posteriores a cargo del gobierno y el sector privado, como Los Trinitarios, Issfapol, Cancino I Y II, Hainamosa, Invivienda, Invi Cea, Duarte, Ciudad de los Trabajadores, El Brisal, Brisas del Este, Mendoza y Mandinga, El Rosal, Villa Duarte, Isabelita y todo el crecimiento en torno a la avenida a San Isidro, la Ciudad Juan Bosch, y muchísimos más hacia la avenida Las Américas, hasta la colindancia con Boca Chica. En fin, un territorio que acusa una vitalidad perceptible si se recorren sus vías, sea la pista de San Isidro, la Charles De Gaulle, la nueva avenida ecológica y las vivas avenidas Venezuela y Sabana Larga, o los entornos de las zonas francas.

    Se mueve un mundo de actividades en un municipio que hace alrededor de 20 años empezaba a despuntar con dinámica propia. Durante sus primeros cuatro años como municipio, no se advertía el futuro, pero 16 años después, tras el ejercicio de varias gestiones locales, se observan avances.

    Ese despegue se ha debido a una combinación de inversiones públicas en viviendas y vías, y por las iniciativas privadas, individuales y empresariales. Tiene oportunidades por explotar, como partes y destinos turísticos.

    La cuestión es que Santo Domingo Este se ha convertido un gran municipio. También arrastra muchos problemas, como el transporte, los servicios, especialmente de agua, recolección de basura, seguridad ciudadana, y todos los lastres que acusan las comunidades de su naturaleza en República Dominicana.

    Santo Domingo Este es un buen destino. Para vivir, para las inversiones y los negocios. Si observamos los planes que concibe la nueva municipalidad expuesta a elCaribe el pasado viernes, en un reportaje de Frankelvin Sánchez, se puede pensar que seguirán los entornos para un hábitat amigable.



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    «bimestral» es cada dos meses, «bimensual» dos veces al mes – Periódico El Caribe

    Se recomienda no confundir los términos bimestral (‘que tiene lugar cada dos meses’) y bimensual (‘que tiene lugar dos ...

    Santiago de los Caballeros, siempre solidaria, pagó la multa por la libertad  Onelio Espaillat

    1.- Onelio Espaillat, fue condenado en 1973,  conjuntamente con otros dirigentes del MPD, a ...

    La excedencia en derecho administrativo – Periódico El Caribe

    En el ordenamiento jurídico vernáculo, tal como pudiera ocurrir en cualquier sistema normativo de ...

    La revolución de Pedro Botello – Periódico El Caribe

    La revolución de Pedro Botello El diputado Pedro Botello sigue convencido de que está ...

    Beneficiarios de TPS y estatus migratorio – Periódico El Caribe

    El Servicio de Ciudadanía e Inmigración anunció que adopta la decisión de la Oficina ...

    El vocablo político “independiente” – Periódico El Caribe

    No quisiera ser irreverente -pero, lo soy-, de modo que lo que menos me ...