La presidencia de Luis Abinader, no sabemos si motorizada por los influjos del cambio, o por la impronta de la COVID-19, introduce nuevos criterios en las formas y en los protocolos de gobierno. El lunes hablábamos del fin de las denominaciones de los años. “Año del desarrollo”, por ejemplo. Eso quedó atrás. Ayer hubo otro cambio. El Presidente no recibirá los tradicionales saludos de inicio de año. La vocera Milagros Germán dijo que era una práctica “innecesaria y contraria” al protocolo del Covid-19. El ministro Administrativo José Ignacio Paliza argumentó que “esas acciones tan faraónicas” ponían “a todo un pueblo: empresarios, intelectuales, deportistas… a colocarse en fila para felicitar al presidente son cosas del pasado…”

    Noticia anteriorIndigencia política
    Noticia siguienteSacar fuerzas en la adversidad



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    El odioso antisemitismo en la región – Periódico El Caribe

    Enrique Krauze sostiene que el crecimiento del antisemitismo en América Latina se debe a ...

    ¡Uníos!, pueblos bajo la calamidad del COVID-19 – Periódico El Caribe

    En todo el mundo se impulsa como imperativo del momento la unidad de los ...

    Víctimas y verdugos – Periódico El Caribe

    Señor director. Los opuestos siempre han sido el tema obligado en cualquier ámbito de ...

    El oficio de columnista – Periódico El Caribe

    Fuera Oscar Wilde o José María Vargas Vila quien dijera que es “más fácil ...

    El proyecto de Código Penal (1) – Periódico El Caribe

    El Decreto-Ley No. 2274, del 20 de agosto de 1884, sancionó el Código Penal ...

    Siempre, Jesús es la Navidad

    El mundo vive una situación nunca antes vista, y esto ha influido de forma ...