Dios va más adentro, por encima de lo que creemos desear, viaja a lo profundo de nuestro ser y desciende a lo más recóndito y escabroso de nuestra necesidad, lo sabe todo. Conoce lo que deseamos sobrevolando el límite de lo que creemos desear, trasciende tiempo, recuerdos y sueños y traza un verso de tiza entre sus nubes para preparar el descenso de una lluvia de insospechadas bendiciones. Ni aun tu suspiro le es oculto… Hacia dónde iré con mi canción, cómo podría huir de su presencia, por qué renunciar a mi paraíso de ilusiones? No hay paraíso sin Dios. Pero si entras en mi interior tocaré las nubes con mis dedos, y las palmeras servirán champagne de luna llena. Abrí mi corazón y floreció, abriste mis ojos y soñé.

    Noticia anteriorCarácter (y 3)
    Noticia siguienteSalud Pública distribuye las 100 mil pruebas PCR
    Lucy Cosme



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    “El último caudillo…” pieza útil de estrategia ajena – Periódico El Caribe

    La coyuntura política-electoral julio-5 quedó atrás, pero el expresidente Leonel Fernández sigue atrapado por ...

    ¿Por fin? – Periódico El Caribe

    El 29 de diciembre 2018 escribí: “Pedernales languidece. Provincia olvidada, pero muy tristemente ahora ...

    Mala señal – Periódico El Caribe

    Según el aprendizaje popular a los gobiernos nuevos hasta los errores se les aplauden. ...

    En condiciones deplorables – Periódico El Caribe

    La última mejoría del Palacio Nacional la encabezó Diandino Peña en la segunda administración ...

    ¡Suelo firme! – Periódico El Caribe

    Creer es declararle la independencia al yo racional para vivir bajo la constitución divina. ...

    Los periodistas verdaderos en RD ¿? – Periódico El Caribe

    (2 de 2)Luis Fernández, en su cátedra sobre el rol que deben jugar los ...