Como sabemos el tiempo de Dios no es el nuestro, sus pensamientos tampoco, andamos en dimensiones diferentes, pero necesitamos sincronizarnos. Su tiempo es lo que delimitó para nuestros acontecimientos, sus pensamientos son el andamiaje para ejecutar sus planes. El reloj de Dios es su voluntad, sus decretos son su hora, su ordenanza es su moméntum. Da una orden y los tiempos se alinean, los pensamientos se iluminan y su gracia se manifiesta. Nuestros planes y nuestras agendas pueden llevarnos a calles sin salida luego de mucho andar, pero la planificación Divina nos encaminará a la puerta de la bendición. Su propósito es su agenda, hacer su voluntad, triunfo garantizado. El tiempo bien invertido es vida, no le des tiempo al tiempo dale tiempo a Dios y él te dará vida.

    Noticia anteriorAbinader-mujer
    Noticia siguienteNi, uso de la coma



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Multas para consultas – Periódico El Caribe

    Ahora resulta que las multas aplicadas a las personas que violan el toque de ...

    ¡Se te dará! – Periódico El Caribe

    En innumerables ocasiones leemos informes de reconocidos organismos internacionales proyectando con pesimismo el crecimiento ...

    Conciencia – Periódico El Caribe

    Es muy de moda diseñar mentiras a la medida, argumentos para toda ocasión, y ...

    JCE debe frenar usurpación de identidad – Periódico El Caribe

    En la última década, la corrupción se apoderó tanto del país, que ningún dominicano ...

    Abinader-mujer – Periódico El Caribe

    Semana buena en las cuestiones femeninas. El presidente Luis Abinader anunció cuerpo policial especializado ...

    Reconocer apegos (1 de 2) – Periódico El Caribe

    De cambios y pérdidas, unas veces bienvenidos, otras no, está llena la vida. Pero ...