Washington, DC. Donald Trump volvió ayer a rodearse de sus asesores en el Despacho Oval a pesar de no haber superado la COVID-19, y describió como una “bendición de Dios” el haber contraído esa enfermedad, ya que ayudará a “curar” a otros.
    Seis días después de dar positivo por coronavirus y menos de 48 horas después de salir del hospital, Trump regresó al epicentro del brote de COVID-19 que ya ha infectado a al menos nueve empleados de su Casa Blanca: la estrecha Ala Oeste, un apéndice de la residencia presidencial en cuyo extremo se encuentra el Despacho Oval.

    El mandatario estadounidense, que según sus médicos no estará fuera de peligro hasta el próximo lunes, publicó después un vídeo en el que afirmó que contraer la COVID-19 ha sido “una bendición de Dios”.

    Dijo que así ha comprobado en carne propia el efecto del cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron, que se ha aplicado a menos de diez personas fuera de ensayos clínicos.

    Noticia anteriorVacuna enfrenta a Pence y Kamala
    Noticia siguienteRechaza sacrificar gente mayor para inmunidad grupal
    Avatar



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    “el Centro Nacional de Sismología sigue funcionando con normalidad”

    El decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Santo Domingo ...

    Atletas califican de positiva iniciativa de la “burbuja” en el Albergue   – Periódico El Caribe

    SANTO DOMINGO.- Atletas de las selecciones de voleibol y boxeo calificaron como positivo la iniciativa ...

    ProDominicana aclara contratación nueva marca país se realizó en pasado gobierno – Periódico El Caribe

    Nuevo logo Marca País de RD Santo Domingo.– La licitación pública internacional para la ...