Como quiera que se le quiera llamar al “todo incluido” fiscal-impositivo que el Gobierno incluyó en el proyecto de Presupuesto General del Estado, debió ser un poco más transparente, más socializado previo a su envío al Congreso como un contrabando. Ahora ha puesto en duda la buena fe gubernamental, debilitando una de las virtudes más difundidas por la actual gestión gubernamental, la transparencia, la discusión de los temas, para evitar la imposición. Ahora los principales funcionarios ligados al tema presupuestal no han podido unificar un argumento para convencer a la población de que no se trata de una reforma fiscal, aunque sea un pequeño ensayo.

    Noticia anteriorDura sanción
    Noticia siguienteFreno en licitaciones dificulta la entrega de medicamentos
    Avatar



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    La mejor marca país – Periódico El Caribe

    Desde hace mucho tiempo estoy convencido de que esta es nuestra mejor marca país… ...

    Duarte y una estación del metro – Periódico El Caribe

    ¿Quién es ese Juan P. Duarte cuyo nombre le ha sido puesto a una ...

    Sinnúmero y sin número, diferencias

    Los términos sinnúmero (escrito en una palabra) y sin número (en dos palabras) suelen ...

    Un voto de confianza – Periódico El Caribe

    76 rebajas de calificaciones soberanas han recaído sobre 47 países entre el 20 de ...

    Donald Trump y la Covid-19 – Periódico El Caribe

    La gente simple nunca imagina que a una figura como un jefe de Estado ...

    Al maestro don Federico Henríquez Gratereaux – Periódico El Caribe

    Nuestro diarismo nacional no es el mismo desde que don Federico Henríquez Gratereaux hizo ...