Como el gobierno de Luis Abinader arrancó bajo las peores condiciones posibles, con economía paralizada por pandemia de Covid-19, las arcas prácticamente vacías, busca ahora desesperadamente ingresos mediante nuevos impuestos. Pero el país lo rechaza y exige en cambio recuperar dinero robado; reducir salarios de lujo y privilegios de funcionarios y legisladores; revisar exoneraciones. Es lo políticamente moral y debemos persistir en demandarlo; pero hay que reconocer que son cosas que se llevan tiempo, mientras apremia mejorar la situación fiscal. Duele decirlo, pero lo viable al momento es el país consensuar con las nuevas autoridades los gravámenes menos lesivos para trabajadores y profesionales, y conceder a Abinader voto de confianza de que, a futuro, hará reformas para un gasto público ético.

    Noticia anteriorErrada estrategia del Gobierno
    Noticia siguienteSeguros Reservas busca asegurar las obras del Estado
    Claudia Fernández



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    Ivelisse por siempre – Periódico El Caribe

    Nunca la escuché ofender a nadie ni levantar la voz para hacerse sentir. Siempre ...

    Preguntas pendejas – Periódico El Caribe

    La gente hace preguntas que no tienen respuestas: ¿Qué espera el Partido Revolucionario Moderno ...

    Aplaudir lo bueno pero exigir lo mejor – Periódico El Caribe

    Comparto la afirmación de Paola Rainieri quien en su última intervención, con amplias reseñas ...

    No borren sus cartones – Periódico El Caribe

    Ahora es que viene lo bueno. Finalizado el largo proceso de entrevistas a los ...

    La nueva JCE

    La elección de cualquier organismo levanta ambiciones, unos por servir, otros por el empleo ...

    Frase insuperable – Periódico El Caribe

    Dado a una innegable vagancia intelectual, hastiado de la rutina covidiana y presupuestaria y ...