EntretenimientoPolítica

Analogía histórica – El Nacional


La grave crisis política, económica y de seguridad que vive el vecino pueblo haitiano y ahora con el magnicidio de su presidente Jovenel Moise debe de llevarnos a la reflexión y tomar las medidas necesarias para preservar la seguridad del pueblo dominicano ante la amenaza latente que gravita sobre los hombros de nuestra nación y sus repercusiones presentes y futuras.

El presidente Luis Abinader está dando pasos contundentes en ese sentido con el anuncio de iniciar próximamente la construcción de la verja perimetral fronteriza lo cual demuestra que es un mandatario que velará y defenderá los intereses soberanos del pueblo dominicano. A la vez se envía un mensaje claro a la comunidad internacional de que la solución al problema haitiano no puede ser a costa del pueblo dominicano.

A continuación repoducimos una analogía histórica que debemos conocer como nación y vernos al espejo para crear más conciencia de lo que debemos prevenir:

» Similitud o coincidencia; durante siglos Kosovo fue territorio y parte integra de lo que hoy es la República Serbia. Por muchos años los albaneses empezaron a emigrar hacia el lado serbio, especialmente hacia la rica e industrializada región de Kosovo .

Los albaneses cruzaban la frontera en busca de trabajo y tener una mejor vida en Serbia que la que podian conseguir en el pobre país Albania. Con los años la población inmigrante albanesa fue creciendo tanto en Serbia, en Kosovo eran mayoria. Cuando los serbios abrieron los ojos y quisieron expulsar a los albaneses de Kosovo, se desató una sangrienta guerra entre esos dos paises.

Con el apoyo de la OTAN, E.U. y los paises europeos, los albaneses expulsaron a los serbios de su propio territorio. Los albaneses se quedaron con Kosovo».

Esta analogía histórica es un espejo de lo que pudiera pasarnos como país si no tomamos las medidas previsorias y pragmáticas para controlar la inmigración ilegal y sobre todo aplicar y hacer cumplir estrictamente nuestra ley de migración.

Afortunadamente tenemos en el presidente Luis Abinader la mejor garantía para defender los intereses del pueblo dominicano ya que está demostrando en su accionar alta conciencia de estado y de estadista, visión, prudencia y determinación con el cual el país se siente representado, protegido y garantizado.

Nos unimos al llamado a la comunidad internacional para que acuda al auxilio y rescate real de Haití. Ya es tiempo y las circunstancias lo demandan irrefutablemente.

Por: Alberto Taveras
[email protected]



Source link

Leave a Response