Opiniones

¡Errores ortográficos más comunes en los medios! (3)


Los pronombres demostrativos ya no llevan tilde

Si eres de los que aún coloca la tilde a los pronombres demostrativos (esa, ese, eso, esas, esos, esta, este, esto, estos, estas, aquel, aquello, aquella, aquellas y aquellos), permíteme decirte que ya no es así.

Es uno de los errores que hemos apreciado no solo en los medios de comunicación, sino que se extiende más allá, porque muchos aún asumen que los pronombres cuando funcionan como demostrativos llevan tilde, pues desconocen que ¡la regla cambió!
Por si no lo recuerdas, la DRAE define pronombre demostrativo como “el que señala algo o alguien y lo identifica en función de la distancia espacial o temporal que lo separa del hablante”.

Pero, ¿cuándo cambió la regla? A raíz de la publicación de la última edición de la Ortografía de la lengua española de la Academia, se especifica que los pronombres demostrativos no llevan tilde por tratarse, en su mayoría, de palabras graves (esa, ese, eso, esas, esos, esta, este, esto, estos, estas, aquello, aquella, aquellas y aquellos) y de una aguda (aquel) y que por sus terminaciones no podían llevar tilde.

Nos recuerdan las fuentes oficiales que como estos términos iban tildados en contra de las normas de acentuación, la RAE decidió quitarles la tilde, por lo que, los pronombres demostrativos deberán escribirse, en todos los casos, sin tilde.

Así que si eres de esos que aún comete este error, como escribir: “No me pases ésa porque me parece horrible”, “El gobernador dijo que ésta será mejor que la pasada”, “Aquél no lo merece”, pues permíteme decirte que estás desactualizado.

Lo correcto, en los casos anteriores, sería escribir “No me pases esa porque me parece horrible”, “El gobernador dijo que esta será mejor que la pasada”, “Aquel no lo merece”.

Tenlo presente: según las reglas ortográficas, los demostrativos (este, ese, aquel…) no deben acentuarse, sean adjetivos (aquellos chicos, esta situación) o pronombres (quiero esa, he visto a aquellos).
Tradicionalmente era preceptivo tildar los pronombres demostrativos ante las posibles ambigüedades, pero las fuentes oficiales señalan que pueden resolverse casi siempre por el propio contexto comunicativo. Señalan, además, que los casos reales en los que se produce una ambigüedad que el contexto comunicativo no es capaz de despejar son raros y rebuscados, y siempre pueden evitarse por otros medios, así que, por favor… ya no coloquemos tilde a los pronombres demostrativos.
¡Gracias por leerme!



Source link

Leave a Response