Opiniones

Ética y familia (4) – Periódico El Caribe


De acuerdo con los apuntes compartidos anteriormente, pudiéramos concluir que, aunque muchas de las familias actuales se esmeran y consiguen inculcar valores a sus hijos e hijas, observamos qué tan fácil resulta que estos sean modificados por la presión de las influencias externas (medios de comunicación, compañeros de la escuela o de su comunidad o grupo de amigos) o que los valores establecidos no concuerden con aquellos que priman en la convivencia social en la que se desenvuelven. Uno de los factores de mayor incidencia es que ambos padres deben trabajar y no tienen tiempo suficiente para convivir con sus hijos y estos se pueden dejar influenciar por personas ajenas al núcleo familiar.

Por esta razón, es necesario replantear el modelo educativo de la familia de hoy como la institución responsable de transmitir los valores, éticos y morales a la luz de los comportamientos actuales en cuanto a los requerimientos éticos y morales de la sociedad.
Hoy se hace impostergable replantear la influencia que desde el sistema educativo y pedagógico se puede lograr para rescatar la institucionalización del sistema familiar como lugar que acoge con seguridad y afecto el desarrollo del individuo; donde se infunde el orgullo por ser ético. Es decir, íntegro física, psicológica y moralmente, y desde donde se puede rescatar una sociedad, dando al núcleo familiar la responsabilidad de desarrollar su función esencial.

Que la familia desarrolle sus funciones regida por la observación de principios y valores del respeto por la calidad de vida, el propósito de mantener una visión compartida de lo que es aceptable de lo que no lo es, y aunque todo evoluciona, y todo cambia, esos cambios deben transformar la sociedad sobre una base de equidad social y valores compartidos que estén centrados en la solidaridad humana.

Noticia anteriorMuro de gaviones destruye parte de una vivienda
Noticia siguiente“Yo soy dominicano, siempre, siempre”



Source link

Leave a Response