EntretenimientoPolítica

Familias ensambladas: ¿cómo manejarlas?


Siempre se ha hablado, cuando se trata de matrimonios de personas que tienen hijos de uniones anteriores, de la famosa frase “Los míos, los tuyos y los nuestros”, pero hoy en día existen otras circunstancias que generan estas llamadas familias ensambladas.

La psicóloga clínica, Soraya Ramos explica que ahora estamos al frente de familias que en vista de la ruptura de matrimonios anteriores, se ha visto en la necesidad de “ensamblarse” con los hijos del primer matrimonio de uno, pero también puede ser el producto de la desaparición física de uno de los padres, más los hijos del segundo matrimonio del otro, unidos con los hijos del matrimonio de la pareja que acaba de unirse para formar un nuevo grupo familiar.

“Esto, por supuesto, trae como consecuencia que estamos hablando de una realidad de un importante grupo de personas que a medida que transcurre el tiempo se hace cada vez mayor debido a las estadísticas que tienen hoy en día los matrimonios de disolverse con mayor facilidad, debido a factores multicausales”, agrega la profesional del Grupo Profesional Psicológicamente.

Ramos analiza que estos niños están siendo criados por diferentes padres en donde las creencias sociales, culturales, religiosas, de familia, pueden cambiar de una manera, si se quiere, alarmante, y en donde todos los integrantes de la familia deben acomodarse al nuevo estilo de vida.
Ser meticuloso
Cuando se comienza con esta nueva familia –detalla la experta- todas las esperanzas recaen en que todo va a ir para mejor, pero en muchos casos, comienzan los abusos sexuales, las diferencias entre hermanos por los diferentes padres, las diferencias en la crianza de los hijos, el abuso de los abuelos de los diferentes padres, entre otras cosas.

“En general hay que tomar en cuenta que el cuidado y el estímulo que debe darse en este tipo de familias debe ser muy meticuloso puesto que puede acarrear traumas insalvables en la vida de los hijos, sin que estos y tengan la culpa de los errores cometidos por las malas decisiones, sobre todo apresuradas de los padres, al decidir establecerse en familias desintegradas, sin antes estar muy seguros de con quién van a compartir el resto de sus vidas”, concluyó.



Source link

Leave a Response