Es de tiempo atrás el merengue, por lo que muchos no lo recordarán, pero La gotera de Juana, que así se titula, estuvo pegado. Es que el techo de la casa de Juana tenía tantas filtraciones que llovía adentro y escampaba afuera. Evoco las filtraciones de la casa de Juana porque ahora ocurre algo similar en otro techo, en el de la Procuraduría, donde se está convirtiendo en norma filtrar informaciones, pero con el agravante de que la gotera cae directo a sus periodistas favoritos y de que en ocasiones, como ahora con lo del supuesto atentado a Yeni Berenice, se trata asuntos que contaminan la investigación del caso Coral y guardan relación hasta con la seguridad del Estado.

    Noticia anteriorUrge un remenión
    Noticia siguienteMarcell Ozuna es dejado en libertad



    Source link

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads

    You May Also Like

    La defensa de nuestros bosques – Periódico El Caribe

    Si no detenemos la deforestación de nuestros bosques podríamos convertirnos en una réplica de ...

    Diplomacia por la paz – Periódico El Caribe

    La paz mundial es el concepto de un estado ideal de felicidad, libertad y ...

    Averages – Periódico El Caribe

    Es verdad que cada quien es responsable de sus actos, sobre todo, si los ...

    Favoritismo no es condición de favorito ni ventaja

    El término favoritismo alude a la preferencia injusta por algo o alguien, al margen de sus ...

    PLD, crónica del secretismo de una división – Periódico El Caribe

    Tengo más de 42 años en política y en el pasado siempre actué diferente ...

    Entre juzgar y dudar – Periódico El Caribe

    La experiencia marcó mi juventud. Estaba en una fiesta. En mi mesa había seis ...