Noticias de última horaPolítica

La variante ómicron trastoca todo tipo de servicios básicos en EE.UU.


imagen

NUEVA YORK.- Ambulancias llegan a toda velocidad a los hospitales en Kansas, pero entonces cambian repentinamente de dirección porque están llenos, mientras la escasez de empleados en la ciudad de Nueva York, muchos enfermos por COVID-19, está demorando servicios como la recolección de basura y el metro.

También se reducen las filas de los bomberos y los servicios de emergencias, las autoridades cerraron puntos de seguridad en la mayor terminal de aeropuerto de Phoenix y escuelas en todo el país pasan trabajo para encontrar maestros para sus aulas.

La explosión actual de infecciones de coronavirus en Estados Unidos causada por la variante ómicron está causando un colapso de todo tipo de servicios básicos, desde la atención médica hasta el transporte público y la recolección de basura. Es la ilustración más reciente de cómo el virus sigue trastornando la vida más de dos años después del inicio de la pandemia.

“Creo que esto realmente les recuerda a todos de cuando el COVID-19 apareció por primera vez y hubo problemas muy grandes en cada parte de nuestra vida normal”, dijo Tom Cotter, director de respuestas de emergencia para Project HOPE, una organización global de salud sin fines de lucro. “Y la realidad desafortunada es que no hay forma de predecir lo que sucederá, hasta que subamos nuestros números globales de vacunación”.

Los servicios de emergencias, hospitales y agencias del gobierno han empleado un enfoque de “todos los que puedan a trabajar” a fin de proteger a la ciudadanía, pero les preocupa por cuánto tiempo pueden seguir así.

En el condado de Johnson, en Kansas, los paramédicos están trabajando 80 horas a la semana. Las ambulancias frecuentemente se han visto forzadas a alterar su curso cuando los hospitales a los que se dirigen les dicen que están abrumados, confundiendo a los ya ansiosos familiares que conducen detrás de ellas. Cuando las ambulancias llegan a los hospitales, algunos de sus pacientes de urgencia van a parar a salas de espera porque ya no hay camas.

En la ciudad de Nueva York, las autoridades han tenido que demorar o reducir los servicios de recolección de basura y el metro.

La Autoridad Metropolitana de Transporte señaló que una quinta parte de los operadores y conductores del metro -1,300 personas- han estado ausentes en días recientes. Casi la cuarta parte de los trabajadores del departamento de salud se han ausentado también.



Source link

Leave a Response