EntretenimientoPolítica

Las hipótesis del papel exmilitares en magnicidio – El Nacional


Dos versiones totalmente distintas sobre la participación de exmilitares colombianos en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, son investigadas por las autoridades de ese país, que desde anoche cuentan con el apoyo de los mejores hombres de inteligencia de Colombia, según una pública del periódico El Tiempo.

 Aunque inicialmente se afirmó que el grupo hizo parte del brutal ataque que le costó la vida al mandatario de ese país, otros indicios señalan que ellos llegaron al sitio después de los hechos y que habrían sido contratados con el ofrecimiento de reforzar la seguridad de una personalidad de Haití.

Steven Benoit, exsenador opositor, señaló en medios locales que “no fueron los colombianos, sino la propia seguridad del presidente la que lo asesinó”.

Agregó que los exmilitares serían víctimas de una trampa, y que habían llegado a Haití como parte de un comité de expertos en seguridad para proteger al presidente, que sospechaba de las intenciones de sus enemigos.

A estas declaraciones se suman los cuestionamientos que ya había lanzado el fiscal de Puerto Príncipe, Bedford Claude: “No he visto a ningún policía víctima, solo al presidente y a su esposa.

Si son responsables de la seguridad del presidente, ¿dónde estaban?, ¿qué hicieron para evitar que esto ocurriera?”.
Fuentes consultadas por EL TIEMPO aseguraron que son varias las líneas de investigación que se están tejiendo sobre la presencia del grupo de exmilitares colombianos y que se busca tener acceso a material visual del ataque para poder aclarar la participación de ellos en el hecho.

Según las fuentes, fueron tres militares en retiro –del mismo grupo que cayó en Haití– los que hace dos meses empezaron a llamar y ofrecer a otros exuniformados una oportunidad laboral.
“El objetivo era prestar seguridad a varios dignatarios en la isla, por la tensa situación de orden público y político. Se los tenía a prueba tres meses, con un pago mensual de 2.700 dólares. Si pasaban la prueba, entrarían con un contrato por cinco años”, aseguraron a este diario fuentes oficiales.

Al llegar a Puerto Príncipe fueron instalados en varias casas en un mismo sector y empezaron a reacondicionarse en manejo de armas y estado físico, con entrenamiento



Source link

Leave a Response