Opiniones

Por fin Pedernales – Periódico El Caribe


2 de 2
Alegría en cada hogar, corazones rebosantes y orgullosos de volver a tener un Pedernales laborioso, rico en recursos naturales y explotado conscientemente en favor de los ciudadanos, es lo que ha traído la iniciativa del Gobierno de levantar allí un importante destino turístico.

Con la salida de la Alcoa Exploration Company, esta pequeña provincia fundada en 1927, había sido sembrada en el olvido de los gobiernos, de los organismos internacionales y hasta de su propia gente, pero ahora parece que será distinto.

Pedernales es, sin lugar a dudas, el pueblo fronterizo más cercano a Haití, razón por la cual, su desarrollo beneficiaría grandemente al país, tanto en el intercambio comercial como en la trata de personas, la migración y el tráfico ilícito de numerosas mercancías que entran por allí de contrabando.

Sin embargo, es preciso que antes de que sean inaugurados los hoteles, los restaurantes y otras estructuras del ramo, se establezca allí una escuela de formación en todas las áreas de la hostelería, para que hombres y mujeres de esta provincia se preparen y aprovechen las plazas que allí se producirán contribuyendo sustanciosamente a la generación de empleos.

Esto podría convertirse en una gran oportunidad para esa parte de la región sur que, no solo tendría la facilidad para mover las riquezas de la zona, sino que también tendría más fuentes de trabajo.

Pedernales como destino turístico podría convertirse en una zona codiciada, porque, además, cuenta con atractivos extraordinarios como la Laguna y la llanura de Oviedo, el Hoyo de Pelempito y otras riquezas que no son disfrutadas por la falta de estructuras y de acceso.

Ahora llegó el momento de formar camareros, bartenders, cocineros, guías turísticos, gerentes, vendedores y servidores de calidad para una industria tan importante como el turismo. ¡Por fin Pedernales! Llegó la hora de tu desarrollo y hay que aprovechar cada momento, cada oportunidad, cada espacio, para que este chance no se escape ni sea desviado por intereses espurios. ¡Pa lante!



Source link

Leave a Response