EntretenimientoPolítica

PUNTOS… Y PICAS


Haití y Cuba en la mira

Dos de las antillas mayores están en el ojo del huracán, no climático sino político y social, con convulsiones internas que afectan la gobernabilidad e indican un deterioro peligroso que de alguna manera, por la cercanía sobre todo con el vecino isleño, impactan los asuntos domésticos dominicanos.

Haití vive un suceso no ocurrido en más de un siglo con el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, en circunstancias confusas e increíbles pendientes de esclarecimiento, mientras en Cuba hay protestas callejeras por mejores condiciones de vida con reseñas que indican guerra desinformativa.

La verdad del asesinato del presidente haitiano está en nebulosa. Las versiones iniciales tienen graves lagunas, faltan datos precisos y creíbles, es necesario conocer intríngulis de sus conflictos políticos y económicos internos, hay vacíos jurídicos y es evidente la ausencia de liderazgo social.

Mientras los hechos son esclarecidos y se avizora solución, autoridades deben ganar crédito con el pueblo por cuanto todo luce que el asesinato de Moïse fue una conjura que involucra por lógica a sus cercanos colaboradores y que tiene repercusiones inmediatas en lucha por poder de grupos antagónicos.

Las protestas en Cuba, que incluyen saqueos de negocios en busca de comida, expresan la gravedad de la crisis económica y de limitaciones vitales dentro de un régimen de 60 años, con bloqueo comercial estadounidense y con control oficial de acceso a interné que dificulta conocer la verdad completa.

Tanto en Haití como en Cuba, en informaciones divulgadas por medios tradicionales y redes sociales está en crisis la credibilidad, hay contradicción, surge la duda razonable y conviene esperar que concluyan convulsiones y que aguas turbulentas se calmen para conocer la verdad y poder razonar “noticias”.

Por: Carlos Manuel Estrella
cmestrella_@hotmail.com



Source link

Leave a Response