EntretenimientoPolítica

Sin mascarillas ni bailarinas — El Nacional


Santo Domingo.- La tarde se prestaba para disfrutar en el play de un juego de pelota entre amigos y familiares, como hace mucho no se podía, la algarabía de la gente no se hacía esperar.

Esta vez, se enfrentaban los Tigres del Licey contra los Gigantes del Cibao y el simple hecho de poder salir y compartir entre la gente, tras un año de pandemia con distanciamiento, eventos sin público y otras restricciones, era sentirse nuevamente en la normalidad.

Te puede interesar: Tigres quiebran mala racha con victoria sobre Gigantes

La tarde se prestaba para disfrutar en el play de un juego de pelota entre amigos y familiares, como hace mucho no se podía, la algarabía de la gente no se hacía esperar.
Fanáticos acuden a juegos sin mascarillas

Muchas cosas han cambiado en el terreno de juego desde que la modalidad pandemia forma parte de la vida cotidiana y ante el mínimo rastro de normalidad, la gente no duda en disfrutar y compartir como antes de sus hobbies y encuentros favoritos.

Sin embargo, la mayoría de la gente ha obviado que medidas como el uso de mascarillas siguen vigente para prevenir los contagios de la covid-19, en el play y pocas personas las llevaban puesta; algunos aún la siguen usando de manera incorrecta.

Tras iniciar la temporada de pelota invernal, la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom) exhortó a la fanaticada a usar sus mascarillas dentro y fuera de los estadios durante los juegos.

El llamado, que forma parte de las disposiciones del Gabinete de Salud y del Ministerio de Salud Pública, parece estar siendo ignorado por el público que en medio de la algarabía y fervor de cada juego olvida que debe protegerse y así, a los demás.

Juegos sin bailarinas

Para los fanáticos, el año pasado la temporada de pelota fue sin igual, y no precisamente por lo emocionante, sino por las diversas medidas sanitarias aplicadas que incluyeron la realización de juegos sin público. A la gran mayoría le tocó ver los juegos desde casa y para un fanático eso no es divertido.

Fanáticos

Este año, la alegría está de regreso y las ovaciones a los equipos favoritos no se hacen esperar en cada juego, sin embargo, no hay bailarinas, lo que constituye un atractivo para muchos.

Al iniciar la temporada, los equipos no lucieron a sus hermosas y llamativas bailarinas como en años atrás, muchas de ellas de nacionalidad extranjera; dejando de lado la competencia de cuál equipo tenía las bailarinas más bellas cada año.

 Pero talvez ha valido más el regreso al play de los fanáticos que la presencia misma de las bailarinas, ya que este punto tan notorio en cada temporada no ha sido tan criticado como se podría imaginar.

Algo queda claro, con o sin mascarillas y sin bailarinas, los fanáticos de la pelota dominicana han vuelto a gritar en vivo y directo en los estadios pujando a sus equipos favoritos y “echando vaina” a su adversario con cada carrera anotada.

Por cierto, ganó el Licey siete carreras contra cinco a los Gigantes, fue un juego emocionante y como dice el refrán “el que gana es el que goza”. Felicidades equipo azul.



Source link

Leave a Response