EntretenimientoPolítica

Caen otros cercanos al expresidente Medina acusados de corrupción


Santo Domingo.-El cinturón anticorrupción del Gobierno sigue apretando el círculo de cercanos colaboradores del expresidente Danilo Medina (2012-2020) y del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) cuando cae un quinto grupo con algunos de sus colaboradores cercanos, miembros de seguridad, discípulos, familiares y amigos.

El último en formar parte del grupo, el general Boanerges Reyes Batista, del Ejército de República Dominicana (ERD) según la investigación que tiene en desarrollo la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) está estrechamente relacionado al mayor general Adán Cáceres Silvestre, exjefe de escolta del expresidente Medina y a la pastora Rossy Guzmán Sánchez.

En este expediente también está arrestado en la Operación Coral 5G el general de la Fuerza Aérea Dominicana de República Dominicana (FARD), Juan Carlos Torres Robiou, exjefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur).

También está bajo arresto el general Julio Camilo de los Santos Viola, de la FARD, el capitán de navío Franklin Antonio Mata Flores, José Manuel Rosario Pirón, el coronel Carlos Augusto Lantigua Cruz, el coronel Miguel Ventura Pichardo y el cabo Jehohanan Rodríguez Jiménez , así como Erasmo Roger Pérez Núñez y César Félix Ramos Ovalle.

Otro relacionado al expresidente Medina es el exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, quien alcanzó notoriedad en la pasada gestión gubernamental. El exrepresentante del Ministerio Público figura en el tercer grupo de exfuncionarios cercanos a Medina que han sido sometidos a la Justicia en los últimos siete meses que permanece bajo arresto en la cárcel Najayo hombre.

El último grupo está bajo arresto en Fiscalía del Distrito Nacional, a la espera de conocimiento de medida de coerción programada para este viernes a las 10:00 de la mañana, según resolución de la jueza coordinadora de los Juzgados de la Instrucción, Kenya Romero.

En estas acciones judiciales, el Ministerio Público está representado por la directora general de Persecución del Ministerio Público, Yeni Berenice Reynoso y el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho.

Además, forman parte los fiscales Marinel Brea, Mervin Romero, Emmanuel Ramírez, María Melenciano, Jonathan Pérez Fulcar y Miguel Collado.

En el primer proceso judicial los jueces dictaron medidas de coerción contra 11 personas entre ellos dos hermanos del expresidente Medina: Alexis y Magalys Medina Sánchez, quienes actualmente están en prisión preventiva y domiciliaria respectivamente. El fallo fue emitido por el magistrado José Alejandro Vargas, el pasado 8 de diciembre del 2020.

Ese proceso fue denominado “Operación Antipulpo” por el Ministerio Público, y en el mismo fue desmantelada una estructura de corrupción, acusados de forman parte de un grupo de exfuncionarios como proveedores privilegiados del Estado y otros que habrían servido de testaferros. Al grupo se le acusa también de aprovechar los vínculos familiares con el poder político para acumular fortunas.

Otros que permanecen en prisión por este caso son Fernando Rosa, Francisco Pagán, Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, Wacal Vernavel Méndez Pineda, José Dolores Santana Carmona y Julián Esteban Suriel.

Mientras, Rafael Germosén, excontralor General de la República, le impusieron prisión domiciliaria y a Domingo Antonio Santiago Muñoz le impusieron presentación periódica; Lorenzo Wilfredo Hidalgo Núñez, exministro de Salud Pública, arresto domiciliario.

En otro proceso judicial instrumentado por la Procuraduría General de la República (PGR) y conocido como «Operación Coral», fueron sometidos a la Justicia y enviados a prisión preventiva por 18 meses, seis personas implicados en la presunta red de corrupción por supuesto fraude superior de 3,000 millones de pesos, donde están en prisión el mayor general Adán Cáceres Silvestre, exjefe de escolta del expresidente Medina.

También están presos por el mismo expediente, el teniente coronel de la Policía, Rafael Núñez de Aza; el cabo de la Policía e hijo de la pastora Rossy Guzmán Sánchez, Tanner Antonio Flete Guzmán y el sargento Alejandro José Montero Cruz, quienes cumplen la prisión en el centro Najayo-Hombres, en San Cristóbal.

El mayor del Ejército, Raúl Alejandro Girón Jiménez, fue enviado a prisión domiciliaria con información confidencial del lugar donde esté residiendo, ya que la jueza Romero entendió pertinente la solicitud del Ministerio Público y aprobó la confidencialidad de su prisión domiciliaria.



Source link

Leave a Response