Noticias de última horaPolítica

el cuento de nunca acabar… –


imagen

EL AUTOR es contador publico autorizado. Reside en Nueva York

Cada vez que la oposición venezolana habla de diálogos, Maduro, sarcásticamente debe reírse a carcajadas… porque sabe que eso significa que no lo están tomando en serio; que desconocen la naturaleza de su régimen; por lo que seguirá gobernando sin tiempo límite, pues su proyecto dictatorial, con el padrinazgo de Cuba, Rusia, China, Turquía, Irán, entre otros, no nació para ceder espacios pacíficamente a sus enemigos irreconciliables: el capitalismo y la democracia republicana.

Y es que está consciente, el dictador, que las vanas intensiones de diálogos de parte de sus ingenuos enemigos, solo son premisas que oxigenan su régimen, ya que al aceptar dizque dialogar, en el proceso de las supuestas negociaciones logra entretener por un largo período a sus incautos interlocutores.

Sabe, el tirano, que en estos momentos pos guerra fría, lo Estados Unidos y sus aliados europeos no están en son de organizar intervenciones armadas para lograr propósitos políticos, por lo que se han embarcado en la aplicación de sanciones, que aunque hacen daño al régimen no llegan al extremo de derrocarlo, porque este cuenta con el apoyo de socios todo poderosos, como son los países dirigidos por líderes despóticos los cuales ya he señalado en el primer párrafo.

Precisamente, en una declaración reciente, Estados Unidos reiteró que mantendrá la presión sobre la dictadura de Maduro hasta que se concreten elecciones libres.

«Vamos a incrementar la presión sobre el régimen para que garantice elecciones justas de forma concreta. Mucho de esto incluye el hecho de que estamos trabajando de manera activa en el consenso internacional a favor de la democracia», expresó Juan González, director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, en declaraciones a la prensa en Washington.

Es importante que se mantenga gran presión, pero que esa presión incluya la constante conspiración de la inteligencia norteamericana y la de sus aliados contra el régimen delincuente dirigido desde Cuba hasta lograr derrocarlo. Pero también debería tomarse en cuenta que el gran responsable de la existencia del chavismo es el castrismo, que cuenta con miles de asesores de todo tipo controlando el quehacer institucional que mantiene en pie a la tiranía.

A Cuba hay que presionarla todavía con más fuerza para que suelte a su presa y de paso que también caiga su régimen despótico y totalitario.

JPM



Source link

Leave a Response