Opiniones

Mis personajes del año 2021


Cada enero publico mi “lista alternativa” con mis personajes más destacados del año pasado. Durante 12 meses voy observando y eligiendo, especialmente en lugares sencillos. Es algo muy personal. Lo disfruto.
Mi lista es breve y la vez simple y profunda. Sus nombres no trascienden, aunque sí sus acciones, tan heroicas como desapercibidas. Son seres humanos, como dice una canción, “desconocidos gigantes, que no hay libro que los aguante”.

– Es enfermera en un hospital. Con frecuencia recibe a personas con COVID-19. Los trata con amor y dignidad, sin importar su condición económica, raza o religión. Ha pasado momentos difíciles, varios han muerto en sus manos, ella siendo su única compañía, sin un último adiós de sus familiares. Su vida constantemente está en peligro, el contagio está en el aire, pero cumplir su deber está por encima de todo.

– Desde niño quiso ser bombero. Cumplió su sueño con apenas 20 años de edad. Era el primero que llegaba a la estación, siempre dispuesto a servirle a la comunidad. Le era indiferente el poco salario y las limitaciones que tenía, en especial la falta de equipos propios de su labor. Estaba orgulloso cuando apagaba un incendio o salvaba un compueblano. Una noche sonó la alarma, una vivienda ardía, entró sin pensarlo a rescatar a una anciana, cuando de repente el techo se derrumbó y murió en el acto.

– Su excompañero sentimental le dijo que la mataría si no volvían a juntarse. Ella se le escapó: no aguantaba más golpes y humillaciones. Prefirió quedarse sola con sus cuatro hijos pequeños. Para sobrevivir, se levantaba todos los días a las cinco de la mañana y se dirigía al mercado a “chiripear”. Cada día para ella era un siglo de tormentos, con el agravante de que su expareja la perseguía y amenazaba de muerte. Ella puso la querella y no le hicieron caso. A los pocos días, en un acto cobarde y ruin, ella fue asesinada de 5 puñaladas.

– Sobrepasa los setenta años. Nadie le da u ofrece trabajo. Anda de construcción en construcción dispuesto a hacer zanjas y levantar fundas de cemento aunque se le rompan las vértebras; pero siempre escucha lo mismo: “viejo, aquí no hay nada”. A su edad sabe que puede caerse y no pararse jamás, especialmente porque es diabético, sufre del corazón y no tiene ni para la pastilla de un día. “Que Dios haga su voluntad”, piensa en el ocaso de su esperanza.

Estos son mis personajes del año que nos dejó. No olvidemos que los anónimos, los sin voz, también pueden darnos grandes ejemplos. Valoremos su trayectoria. ¡Respeto eterno a mis personajes del año 2021!



Source link

Leave a Response